El ex gerente del PP balear acusa a Matas de traer a Over Marketing a Baleares

El exgerente del PP balear Antonio López ha justificado ante el juez que envió varios faxes desde su tienda de electrodomésticos de Inca, que según los investigadores iban dirigidos a diversas compañías hoteleras para que sufragasen gastos relativos a la campaña electoral de 2003, debido a que el fax del partido “no funcionaba” y desde la formación le pidieron que los remitiese él.

Durante su declaración como imputado en el marco del caso Over Marketing, ramificación balear de la trama Gürtel, el exdirigente ‘popular’ ha justificado así el hecho de que los documentos fuesen enviados desde su local, también regentado por Josefa Lorca, quien se encuentra imputada en otra causa de presunta corrupción, el caso Palma Arena, y que proveyó de televisores el palacete del expresidente del Govern Jaume Matas.

No obstante, ha asegurado no recordar el contenido de los faxes que le han sido exhibidos durante la declaración y sobre los que el fiscal Pedro Horrach se ha mostrado incisivo al interrogarle, todo ello a pesar de la confianza exhibida en los documentos por el declarante, según han señalado fuentes jurídicas a Europa Press.

Por otro lado, López ha sido inquirido sobre su intervención en la organización de las campañas electorales del PP balear de 2003 y 2007, cuya creatividad corrió a cargo de Over. Al respecto, ha apuntado que fue Matas, ministro de Medio Ambiente durante la última legislatura de José María Aznar, fue quien trajo Over a las islas y la persona que instó a contratarla para el diseño de las campañas.

Sin embargo, el encausado se ha desvinculado de las presuntas irregularidades cometidas con motivo de la adjudicación de la creatividad de las campañas a esta empresa, cuyo administrador, Daniel Mercado, llegó a aseverar ante el juez que pactó con Matas poder cobrar parte de los gastos de estos trabajos “en B” -dinero opaco al fisco-.

Es más, apuntó incluso que “existía el acuerdo con el señor Matas de que parte de los gastos electorales que se debían cobrar en negro y no se cobraron, quedarían compensados con el volumen de adjudicaciones de contratos públicos que se le prometían”. “De hecho así sucedió, mientras que otros gastos electorales distintos sí se han cobrado en negro”, confesó.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.