El PSIB pide a Bauzá que de la cara por la corrupción del PP

El PSIB-PSOE ha mostrado hoy su “profunda y grave preocupación” ante todas las noticias judiciales que apuntan a la peor trama de corrupción que nunca ha existido en el conjunto de las Islas Baleares, y en la que hoy ha sido imputado el presidente del Parlament, Pere Rotger.

Los socialistas están “profundamente preocupados por esta grave crisis institucional y política”, a raíz de las investigaciones judiciales sobre “la trama de corrupción masiva en la que está inmerso el Govern y el partido que apoya al Govern”, ha declarado Pilar Costa, portavoz de la Comisión Ejecutiva del PSIB-PSOE.

Costa ha exigido Bauzá, presidente del PP y presidente del Govern, “que salga a dar la cara” para explicar, para cortar y limpiar la presunta trama de corrupción que está siendo investigada por la justicia. “El presidente del PP debe salir a dar la cara, aunque sólo sea para transmitir un mensaje de tranquilidad a la ciudadanía y de contundencia contra la corrupción que afecta a su propio partido”.

Los ciudadanos merecen que el presidente del Govern actúe con absoluta contundencia, con una investigación interna de “qué es lo que ha pasado en el PP mientras ha estado gobernando en estas islas”, apuntó.

Costa ha recordado que Rotger es, a día de hoy, la segunda autoridad de la Comunidad Autónoma. “Lo que nos preocupa más es que lo que parecía que estaba en el pasado del PP de Matas, está salpicando de lleno a actuales responsables políticos de instituciones importantísimas como puede ser el Parlament de las Islas, pero también otros cargos del Gobierno de Bauzá “, apuntó.

“Desgraciadamente”, los acontecimientos demuestran que aquel mensaje de que la corrupción era cosa de Matas y de antes, no es cierto. “La sombra de esta corrupción se ha mantenido hasta el día de hoy”, añadió. Costa ha recordado que “aparte de las responsabilidades judiciales, existe una responsabilidad política” y es Bauzá quien debe hacerle frente.

El PSIB-PSOE espera que Bauzá sea coherente y aplique el código ético que él mismo se marcó en su partido, tal y como ha anunciado en muchas ocasiones. El propio presidente del Parlamento, Pere Rotger, dijo que había imputaciones e imputaciones. En este caso, y tratándose de la segunda autoridad de la Comunidad Autónoma, es una imputación muy grave.

Si Bauzá no lo hace, quedará demostrado que el código ético no era más que una operación de maquillaje que utilizó para evitar llevar en listas electorales a algunas personas que le resultaban incómodas.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.