El PSIB propone que Palma alquile pisos con un precio social a las personas desahuciadas

La portavoz socialista en el Ayuntamiento de Palma, Aina Calvo, ha instado hoy al Alcalde de Palma, Mateo Isern, a impulsar un paquete de medidas para hacer frente a la realidad de los desahucios como están haciendo otros ayuntamientos en toda España. Calvo ha anunciado que el PSIB-PSOE presentará una propuesta por el próximo pleno municipal que incorpore medidas cómo:

La eliminación de los impuestos municipales de plusvalías y bienes inmuebles para las personas afectadas por un proceso de desahucio.

Poner en marcha dos líneas de trabajo a través del área de Vivienda: una oficina de asesoramiento a las personas afectadas por los desahucios y la habilitación de pisos a precio de alquiler social para las personas que hayan sufrido un desahucio.

Instar en el Gobierno del Estado a aprobar una moratoria en el caso de los desahucios y modificar la ley hipotecaria para promover la dación en pago.

Calvo ha también denunciado que “el presupuesto del Ayuntamiento para 2013 dibuja un escenario peor del que ha sido 2012 para los ciudadanos y empresas, un presupuesto alejado de la realidad, en el que se elimina la partida para emergencia social, cuando cada día tenemos más casos de emergencia social como los que representan los desahucios”. La portavoz del PSIB-PSOE se muestra preocupada por la situación de desamparo en la que se encuentran miles de familias, “asfixiadas por una situación laboral insostenible y por unas hipotecas que los ahogan”.

Los socialistas ya presentaron una propuesta al último plenario para cambiar la legislación contra los desahucios que fue rechazada con los votos del PP, a alegando que no es una competencia municipal. Por este motivo, reiterarán la petición en el pleno de noviembre, pero “incorporando actuaciones que sí son competencia municipal, como están demostrando muchos ayuntamientos, para evitar esta sangria”.

El presupuesto es una mala noticia para la ciudad, según la portavoz socialista puesto que continúan los recortes, mientras aumenta la presión fiscal, “por lo cual el PP coloca a ciudadanos y pequeñas empresas en un escenario mucho peor”.

A pesar del aumento de las necesidades sociales, el Ayuntamiento destinará el próximo año menos dinero a atender a los más vulnerables. Menos dinero para Educación (-21,91%), Bienestar Social (-8,08%) y Palma Activa (-30,34%). Como resumen de los nuevos recortes reflejadas en el presupuesto del año que viene, Calvo ha destacado:

Supresión de la partida de emergencia social y reducción del 8,08% en el presupuesto destinado a atención social
Supresión del programa de refuerzo escolar, de la escuela de adultos y del servicio de campamentos
Reducción del presupuesto para promoción turística, transporte público y mantenimiento de colegios públicos
Cierre de las piscinas de Sant Jordi y Son Roca
Supresión de las partidas económicas para políticas de ocupación y para fomento del comercio.
Desaparición en la práctica de Palma Habitada (600.000 euros menos)
Reducción de un 80% del dinero de ayudas a las ITES (Inspección de edificios), que se queda en 10.000 euros.
Eliminación de la Agencia de Voluntariado y reducción de un 50% del presupuesto para Dinamo, programas socioeducativos para jóvenes.
El presupuesto para mantener el Castillo de Bellver se queda recortado a 1.000 euros
No hay partida económica por el personal y mantenimiento de Bicipalma y lo que es peor ningún regidor lo asume como propio.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.