Nadal asume su entrada en el “negocio inmobiliario” de Nova Singladura

El expresidente de UM Miquel Nadal ha confesado ante el juez que en 2005, mientras era vicepresidente del Consell de Mallorca, mantuvo dos reuniones a las que también asistió el exconseller Bartomeu Vicens, el empresario Juan Gea y otra persona que no ha recordado si fue la expresidenta de la Institución Maria Antònia Munar, a fin de gestar la compra de acciones de la inmobiliaria Nova Singladura por un precio simbólico que contrasta con los beneficios notablemente superiores que obtendrían de los negocios de esta empresa.

Durante la declaración que este martes ha prestado como imputado en el marco de una pieza separada del caso Son Oms, Nadal, recientemente condenado a cuatro años de cárcel, ha recordado que fue Juan Gea padre -ya fallecido y quien estuvo vinculado a la extinta UM- quien les invitó a comer en su casa quince días antes de la adquisición de las acciones, donde les propuso participar “en un negocio inmobiliario”, para lo cual debían poner 12.000 euros cada uno, se compraría un solar, se solicitaría una hipoteca y “se ganaría dinero”.

Tras dos encuentros con Vicens, Gea, otra persona que “seguro que no era Maximilià Morales” -expresidente del Parlament- y sin recordar si en ese momento estaba presente Munar, formalizó la escritura de compra por un precio nominal de las participaciones de 997 euros a través de su empresa Consultair, mientras que el resto que faltaba hasta alcanzar los 12.000 euros pactados era “un préstamo” en favor de Nova Singladura.

Sin embargo, el exvicepresidente insular ha llegado a señalar que cuando compró las participaciones no cobraba del Consell, ya que renunció al sueldo de la Institución para no ser “incompatible con la profesión de abogado”. De hecho, ha apuntado que durante los cuatro años de esa legislatura el declarante trabajaba para el Consell si bien “no cobraba ninguna cantidad de dicha institución”.

Fue así como, ha relatado Nadal ante el juez Pedro Barceló y el fiscal anticorrupción Juan Carrau, como entraron en el accionariado de esta mercantil las sociedades Consultair, Mozalbete -perteneciente a la exsecretaria del grupo de consellers de UM Rosario Martín- y Metalumba, ésta última creada en 2002 por Vicens mediante la cual cobró 700.000 euros procedentes del 15 por ciento de comisiones presuntamente obtenidas a raíz de la recalificación del polígono Son Oms, aprobada por el Consell en 1999.

Según ha añadido, no sabía que las empresas de Gea habían sido beneficiadas por un cambio urbanístico impulsado por el Consell, y de hecho ha apuntado que con este empresario, hombre de confianza del fundador de UM, Jeroni Albertí, “no he tenido ningún tipo de relación”.

VICENS SE HA NEGADO A DECLARAR

Precisamente, el propio Vicens, defendido por los letrados Eduardo Valdivia y Jaime Campaner, ha sido esta mañana conducido a los Juzgados desde el centro penitenciario de Palma, donde cumple condena por otra pieza del caso Son Oms, si bien se ha acogido a su derecho de no declarar.

Mientras tanto, también ha comparecido ante el juez Rosario Martín, quien ha recordado que Juan Gea padre era amigo del suyo y que, después de que éste falleciese, el empresario se puso en contacto con ella para proponerle “una idea”: “fui a verlo y me dijo que para entrar en su sociedad tenía que tener ingresos y entrar con otra empresa. Tenía que comprar, para lo cual compré Mozalbete, con la que entré en Nova Singladura”.

Según ha señalado, aportó “tres mil y piso euros y después puse unos 12.000 que les pedí a mis tíos de Madrid y a una amiga”. Según ha alegado para justificar que el dinero no figura en la contabilidad de su empresa, todos ellos se lo dieron en efectivo, al tiempo que ha aseverado que la contabilidad “no la llevaba muy bien, tengo que reconocer que era bastante dejada”.

ROSARIO MARTÍN SE ENTERÓ “POSTERIORMENTE” DEL RESTO DE SOCIOS

En su declaración, Martín ha manifestado que Gea no le dijo qué socios entrarían también en Nova Singladura, sino que se enteró posteriormente. “Con este negocio he perdido mucho dinero”, ha llegado a asegurar0.

Finalmente, también ha desfilado ante el magistrado el hijo de Gea, quien ha señalado que fue decisión de su padre que entrasen como socios Mozalbete, Metalumba y Consultair, por lo que ha asegurado que no conocía a Nadal, ni a Vicens ni a Rosario Martín, como tampoco le comentó su progenitor de qué forma fueron abonadas las participaciones. Sí ha manifestado saber que se hizo una aportación inicial: dos pagos en efectivo y otro mediante un talón.

Unos datos que Gea ha averiguado tras analizar la contabilidad de Nova Singladura, de la que supo además que el dinero en metálico entró en la empresa de su padre, según ha explicado.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.