Rafel Martorell se marcha harto de Cladera y Serra Ferrer

No se ha servido nunca de su posición en la Federación de Peñas del Real Mallorca, para intentar hacerse un sitio entre la cúpula del equipo rojillo. Durante casi dos años, ha demostrado que no ha venido a servirse del club, como hicieron otros, sino a servir al club. Rafel Martorell dejará su cargo como presidente del Federación de Peñas, harto de la situación por la que esta pasando él y sus hombres de confianza.

Cuando accedió al cargo su propósito era crear una Federación independiente y fuerte. Pero con el paso del tiempo, ha descubierto que la independencia tiene un precio y que se paga con intereses. Las constantes tensiones con Jaume Cladera, Llorenç Serra Ferrer y algunos presidentes afines al actual régimen mallorquinista han hecho que Martorell decida comunicar en asamblea el próximo día 26 de noviembre que se marcha.

En declaraciones a Mallorca Confidencial ha admitido: que toda esta situación le estaba afectando a nivel personal y familiar. Y que no entendía las críticas que se estaban vertiendo sobre él.
Como hemos comentado, queda claro que si no eres un adulador y un “corre ve y dile” del presidente de turno y de los suyos. No tienes ningún futuro en la Federación de Peñas del Mallorca. Ejemplos claros de peñistas que vivieron durante años a la sombra de los presidentes del club rojillo fueron: Miguel Garro, Toni Tacha y el más sangrante Matías Rebassa. Ellos fueron siempre la voz de su amo y supieron sacarle partido. Se “cambiaban de chaqueta” cuando la ocasión lo requería y alguno de ellos se marchó del Mallorca con los bolsillos llenos.

Ya lo decía Nietzsche: “Ser independiente es cosa de una pequeña minoría, es el privilegio de los fuertes”.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.