Una multitudinaria manifestación culmina en Palma el 14N

Unas 60.000 personas han llenado Palma “desde Plaza Mayor al final del Born” con motivo de la huelga general que ha tenido lugar este miércoles, según han explicado los sindicatos que han detallado que el seguimiento de la misma ha acabado siendo del 73%.

La marcha, que ha sido “la más numerosa” de las convocadas por los sindicatos en Baleares, ha terminado en Plaza Mayor, cuando los primeros manifestantes llegaban cerca de las 19.30 horas entre cánticos, banderas y consignas en contra del Gobierno estatal y balear debido a las políticas que están llevando a cabo.

Una vez el grueso de la manifestación ha llegado a la plaza, los representantes sindicales y de la Cimera Civil se han dirigido al público. La secretaria general de CCOO, Katiana Vicens, ha asegurado que el parón ha estado secundado “por la mayoría que no se calla” y ha afirmado que los manifestantes no están solos, sino que “todo el mundo” les mira por lo que les ha pedido “perseverancia y unidad de clase”.

“TRIUNFO DE LA DIGNIDAD”

Por su parte, Lorenzo Bravo ha calificado la manifestación como “el triunfo de la dignidad” y ha cargado contra los dirigentes del Gobierno central al que ha calificado de ser unos “bocahuevos”, que dicen que “se notan las reformas”, pero es porque “hay más parados”.

Bravo ha criticado también al jefe del ejecutivo autonómico porque dijo que iba a “limpiar la corrupción” pero tiene a “medio Parlament de mierda hasta el cuello” y también ha reprochado las últimas actuaciones de varios consellers cuando se ha referido que “se van de juerga a Cabrera, se van a bucear estos mamones”.

Desde la Cimera Social, el portavoz Miguel Cruz ha dicho que la huelga es “ciudadana, social” y ha señalado que “se debe recuperar la política” porque está “secuestrada” y que no se puede volver a 2007, ya que “no es cuestión de reformas, sino de un modelo que nos empobrece día a día”. “Persistencia, organización y desobediencia”, ha clamado.

La marcha ha arrancado desde la Plaza España y ha discurrido por las Avenidas de la capital balear. Los manifestantes portaban banderas republicanas, esteladas, y carteles con mensajes como ‘Rajoy nos golpea, Merkel nos pisotea’, y ‘No hay pan para tanto chorizo’. Los partidos de la oposición se han adherido a la manifestación, entre los que figuran miembros del PSIB-PSOE, PSM-IV-ExM e Izquierda Unida.

Minutos antes de que comenzara la manifestación, los líderes sindicales de las Islas han valorado el transcurso de esta jornada de huelga.

Así, la secretaria general de CCOO en Baleares, Katiana Vicens, ha vuelto a calificar como positivo el seguimiento de la huelga que ha considerado como un “éxito” y ha valorado el esfuerzo considerable de los trabajadores al sumase a la huelga y acudir a la manifestación “debido a la precariedad del sistema económico”.

Vicens ha señalado que la gran mayoría “es la que no está callada” y ha advertido que “si se continúan con las políticas actuales sólo habrá más recesión, por lo que ha apuntado que se pueden encontrar otras soluciones para que haya un futuro”.

Por su parte, su homólogo en el STEI-i, Biel Caldentey, ha señalado que la huelga también es “social” y ha criticado que el Govern haya cifrado el seguimiento en educación en un 13% porque ellos pueden datar “centro por centro” que el apoyo se acerca al 70% estimado por los sindicatos.

Caldentey ha aseverado que las acciones de hoy suponen “un punto y seguido” y que el 15 de noviembre “la lucha prosigue y que sólo se vencerá si hay un cambio mayoritaria”. Así, ha felicitado que el pequeño y mediano comercio se haya unido a los actos de este miércoles.

El secretario general de UGT, Lorenzo Bravo, también ha tenido palabras de elogio hacia el presidente de Pimeco, Bernat Coll, por su apoyo a la huelga general.

Bravo ha cargado contra la banca porque en este sector ha habido un escaso seguimiento “por el miedo”, cuando, según ha dicho, “son unos de los grandes culpables de la situación actual”.

El sindicalista ha avanzado que se tiene que seguir en esta línea y conseguir un grado de movilización permanente.

El secretario general de USO, David Díaz, ha valorado –en la rueda de prensa celebrada este miércoles por la mñana– como “muy positivo” el seguimiento de la huelga y ha destacado la buena acogida que ha tenido en la Empresa Municipal de Transportes, en Emaya y en los colegios públicos.

Así, ha pedido a la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, que de “la cara” y empiece a “retirar mecidas nocivas” porque puede haber un “futuro mejor” en el que las iniciativas no supongan “tirar ácido sulfúrico a la ciudadanía”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.