El Fiscal desconfía de las respuestas de Matas

El fiscal anticorrupción Pedro Horrach, quien ha estado presente en la declaración como imputado del expresidente del Govern Jaume Matas en el marco del caso Over Marketing, ha llegado a ponerle de manifiesto, no sin ironía, que “sus consellers no le escucharon mucho” después de que el exministro haya afirmado que la directriz que les dio al inicio de su último mandato fue que contratasen con todas las empresas, negando así un presunto trato de favor a Over desde su Ejecutivo a lo largo de la legislatura.

No convencido con las respuestas ofrecidas por Matas, el fiscal se ha mostrado claramente incisivo ante las evasivas y justificaciones que a lo largo del interrogatorio ha dado el encausado, quien en todo momento ha manifestado no saber nada acerca del supuesto amaño de contratos para que la empresa publicitaria resultase favorecida, de que parte del dinero público que ésta percibió de expedientes presuntamente irregulares fuese a parar a las cuentas del PP balear y de los pagos en negro que habría recibido Over de manos de exdirigentes de la formación.

“De todo eso se encargaban los exgerentes y su equipo económico”, ha espetado en varias ocasiones el exjefe del Ejecutivo balear, derivando así responsabilidades en quienes bajo su mandato ostentaron ese cargo: Antonio López y Fernando Areal, cuñado a su vez de Matas y quien este domingo también ha prestado declaración como imputado. Según la versión del exmandatario autonómico, defendido por el abogado Miquel Arbona, eran ellos los que se encargaban de las cuentas del partido y quienes por tanto debían conocer los entresijos económicos del PP.

De hecho, tal y como ha mantenido durante la hora y cuarto que ha durado su comparecencia ante el juez instructor José Castro, el fiscal y los abogados personados en la causa, a lo largo de la legislatura 2003-2007 dio instrucciones a sus subordinados de que todo se hiciera de forma legal y, en el caso de la contratación de empresas, de que se tuviera en cuenta a todas de manera general. Así es como Matas ha negado que ordenase que se beneficiara a Over Maketing en los distintos expedientes puestos en marcha.

Sí ha reconocido que fue él quien encargó a esta empresa, administrada por el también imputado Daniel Mercado, que asumiese la creatividad de la campaña electoral de 2003 pues ya sabía de esta mercantil cuando era ministro, bajo la presidencia de José María Aznar. No obstante, ha negado de forma tajante que pactase con Mercado pagarle parte de los gastos en dinero negro, tal y como aseguró el dueño de Over, quien se ha prestado a colaborar con los investigadores.

Es más, el dueño de Over llegó a manifestar, en su declaración ante el juez en dependencias de la Guardia Civil en Madrid, que existía el acuerdo con el exministro de que parte de los gastos electorales que se debían cobrar en negro y no se cobraron, quedarían compensados con el volumen de adjudicaciones de contratos públicos que se le prometían. Extremos que Matas ha negado de forma rotunda en su comparecencia.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.