Matas descarta cualquier intervención del entrenador de Aznar con Over Marketing

El expresidente del Govern Jaume Matas ha afirmado, durante su declaración como imputado ante el juez instructor del caso Over Marketing, José Castro, que el entrenador de pádel del expresidente del Gobierno central José María Aznar no tuvo intervención alguna en Baleares, al ser interrogado en torno a la relación comercial que el deportista mantuvo con la empresa Over y sobre si los cobros que obtuvo de ésta estaban relacionados con trabajos efectuados en las islas.

Al respecto, Matas ha aseverado que Alberto Rodríguez no jugó ningún papel en Baleares a través de la sociedad publicitaria que se encargó de la creatividad de las campañas electorales del PP balear de 2003 y 2007, si bien ha aseverado que le conoce personalmente, según han señalado fuentes presenciales en la comparecencia.

Unas preguntas que le han sido formuladas después de que el juez solicitase esta semana a la Agencia Tributaria datos sobre la relación que Rodríguez tuvo con Over, según informaron fuentes de la investigación a Europa Press, que precisaron que el magistrado ha pedido a Hacienda que aporte documentación específica en torno a los pagos y cobros que el deportista realizó con Over a través de sus empresas, operaciones económicas que se encuentran bajo lupa judicial en el marco de la ramificación de la trama Gürtel en Baleares.

De hecho, en el sumario de este complejo procedimiento judicial consta una carta remitida por el propio Aznar al dueño de Over, Daniel Mercado, a quien mostraba su agradecimiento por la labor llevada a cabo en la campaña electoral del PP balear de 2003, cuya creatividad corrió a cargo de la mercantil investigada.

Sobre esta campaña, Mercado, uno de los principales imputados de este caso, aseveró ante el juez que pactó con Matas poder cobrar parte de los gastos “en B” -dinero opaco al fisco-, e incluso que “existía el acuerdo con el señor Matas de que parte de los gastos electorales que se debían cobrar en negro y no se cobraron, quedarían compensados con el volumen de adjudicaciones de contratos públicos que se le prometían”.

“De hecho así sucedió, mientras que otros gastos electorales distintos sí se han cobrado en negro”, confesó el dueño de Over, que se encuentra en el punto de mira de estas investigaciones por el trato de favor que recibió de manos del PP.

Fue en la sede de Over donde, en el marco de los registros llevados a cabo durante la operación policial de otra causa de presunta corrupción, el caso Ibatur (en verano de 2010), los investigadores hallaron documentación que relacionaría algunas de las actuaciones llevadas a cabo por el Ejecutivo de Matas con parte de los hechos investigados en el caso Gürtel.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.