Pere Rotger declara contra Torres y afirma tener su cargo a disposición del partido

El presidente del Parlament y exalcalde de Inca, Pere Rotger, ha manifestado que ordenó encargar a la empresa Over Marketing la realización de unas encuestas sobre la calidad de vida en el municipio mallorquín, contratación presuntamente amañada por la cual la mercantil cobró 20.300 euros (17.500 sin IVA), si bien ha aseverado que “en esta cuestión estábamos los tres”, al referirse a su sucesor como primer edil, Rafael Torres, al entonces jefe de prensa y a él mismo.

En su declaración como imputado ante el titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma, Rotger ha recordado que eligió a Over sin recordar por qué se decantó por esta empresa, apuntando que en ella hacía de comercial el exdelegado insular del Estado en Menorca Antoni Juaneda, también encausado. Tras escoger a esta empresa, ordenó al jefe de prensa que buscase otros presupuestos para que concurrieran en el procedimiento, a pesar de haber insistido en varias ocasiones no recordar con qué cantidad se presentó Over.

En este contexto, el imputado, defendido por el letrado Gaspar Oliver, ha manifestado que fue Torres quien tuteló el proyecto, iniciativa que ha defendido aunque ha admitido que en su tramitación sí se produjeron errores administrativos.

Ya a su salida de los Juzgados de Via Alemania, el presidente de la Cámara autonómica ha asegurado sentirse “muy tranquilo” puesto que tenía “muchas” ganas de declarar y ofrecer su versión de los hechos, en los que le involucró Torres al afirmar que fue Rotger quien encargó a Over la realización de las encuestas.

Un expediente que, según las pesquisas, resultó amañado en el sentido de que se hizo una contratación de forma directa y verbal, vistiéndose posteriormente el correspondiente procedimiento administrativo negociado sin publicidad mediante la presentación de diversos presupuestos simulados.

De hecho, un escrito de la Fiscalía incluido en el sumario del caso señala que el precio del servicio estaba “notablemente hinchado” al haber subcontratado Over al Instituto de Estudios Sociales Avanzados de Baleares (IBES), al que abonó 9.800 euros cuando del Consistorio de Inca Over Marketing recibió por este trabajo un total de 20.300 euros.

Es más, un informe de la Guardia Civil incluido en el sumario del caso Over y al que tuvo acceso Europa Press, revela cómo el expediente “adolece de todo rigor” al haber sido cursado como un contrato menor cuando la cantidad que le fue abonada ascendía a más de 20.000. El Instituto Armado incide así en la forma como fue supuestamente maquillada la contratación para darle forma de negociado en el que concurrieron otras empresas.

El informe hace constar asimismo que “sería difícil desvincular de un Consistorio relativamente mediano y con un presupuesto no excesivamente alto del conocimiento del alcalde-presidente Pere Rotger el contenido y aprobación [del contrato] a Over”. Asimismo, destaca el hecho de que no se opusieran a la aprobación de la factura, elevada a la Junta de Gobierno por el entonces teniente de alcalde Rafel Torres, ni la interventora municipal ni el asesor jurídico.

ROTGER: “NO HABÍA MALA FE Y EL TRABAJO ESTÁ BIEN HECHO”

A pesar de todas las acusaciones que pesan sobre él, Rotger ha manifestado a los medios de comunicación que los trabajos fueron pagados a Over “a precio de mercado”, mientras que, al ser preguntado sobre los supuestos errores en el expediente, ha manifestado que fueron únicamente administrativos pero “en el fondo no había mala fe y el trabajo se hizo correctamente”.

Respecto a su situación política, el encausado ha señalado que “siempre he tenido mi cargo puesto a disposición del partido”, al tiempo que sobre el hecho de que su defensa se plantee pedir el sobreseimiento de su imputación, su abogado ha respondido que “no es el momento de pedirlo, pero lo valoraremos”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.