Piden una fianza de 169.000 euros para la exjefa de prensa de Sanidad

La Fiscalía Anticorrupción ha solicitado una fianza de responsabilidad civil de 169.000 euros para Maria Luisa Durán, exjefa de prensa de la exconsellera de Sanidad y Consumo bajo el último mandato de Jaume Matas, Aina Castillo, después de haber sido esta mañana interrogada en calidad de imputada en el marco de la causa que investiga la presunta financiación ilegal del PP balear y el supuesto amaño de contratos en favor de Over Marketing.

Durante su comparecencia, Durán ha sido inquirida en torno a las tareas que llevó a cabo para Over cuando a ésta le fue adjudicada por el Govern la campaña de comunicación del Hospital de referencia de Baleares, el de Son Espases, todo ello mientras estaba contratada por la Conselleria, según han informado fuentes jurídicas a Europa Press.

Mientras tanto, el fiscal Pedro Horrach ha expuesto su intención de solicitar también fianza civil para la exdirectora general de Tecnología y Comunicación Encarnación Padilla, cuñada de Matas, si bien se trata de una petición que aún no ha sido concretada formalmente ante el juez instructor del caso Over Marketing, José Castro.

En su declaración, Durán ha justificado, sobre su contratación en Over, que accedió a esta empresa cuando ya no trabajaba para la Conselleria. Según ha explicado, cuando estaba en este departamento del Govern solicitó una excedencia durante la cual estuvo buscando trabajo, y fue en ese momento cuando el dueño de Over, Daniel Mercado, se puso en contacto con ella para si ver si quería prestar sus servicios para esta empresa publicitaria.

En este sentido, Mercado aseveró que primero Matas y luego Castillo le comunicaron que Over iba a trabajar para la Conselleria, pero para ello tenía que contratar a Durán por un importe de 6.000 euros mensuales para que coordinara la campaña de publicidad de Son Espases, todo ello mientras desarrollaba sus funciones en la Conselleria. Según dijo, “me vi obligado a acatar esta imposición”.

Tal y como precisó, se trataba en realidad de un importe global que ascendió a unos 34.000 euros y que “acabó pagando el contribuyente” al ser facturado a la UTE constructora de Son Espases, a pesar de que “apenas aparecía por las oficinas de Over”.

De forma paralela, el juez y el fiscal le han preguntado acerca de su intervención en dos procedimientos negociados que acabaron en manos de Over y en los que presuntamente los participantes incurrieron en fraude de ley al concertar la adjudicación del encargo a la empresa publicitaria, invitando al proceso otras empresas del mismo grupo para aparentar que concurrían al mismo.

CONTRATOS AMAÑADOS EN FAVOS DE OVER

Así, en relación a uno de ellos, bajo el concepto ‘Ràdio, dona i tabaquisme’, los investigadores apuntan cómo concurrieron al concurso tres empresas del Grupo Over -Over Marketing, Traci Comunicación y Link América- y cuya relación fue llevada a cabo por Durán. Según ha alegado, propuso a estas tres mercantiles sin conocer que pertenecían al mismo conglomerado empresarial.

Una justificación que también ha ofrecido al ser interrogada sobre su papel en la adjudicación de la ‘Campaña de promoción de hábitos saludables’, cuyo informe sobre la justificación del gasto, sobre la adecuación del presupuesto al precio del mercado -fijado en 64.050 euros- y sobre la insuficiencia de medios materiales para la realización del contrato fueron firmados por la encausada, quien además conformó la factura del encargo.

En un informe incluido en el sumario de la causa, la Guardia Civil asevera cómo en el expediente no consta de las ofertas físicas de las empresas que habrían concurrido -Over y Saez Urios-, de lo que deduce “fundadas sospechas de que el mismo pudiera haber sido objeto de manipulación”.

Es más, el propio administrador de Over manifestó en su declaración como imputado ante el juez que tanto Castillo como Durán eran las personas de la Conselleria que “amañaban los concursos para adjudicárselos a Over”, recalcando que “nunca” la jefa de prensa actuaba sin autorización de la consellera. Asimismo, consideró que “no es normal que una jefa de prensa sea quien curse las invitaciones” ni que “elabore la propuesta de resolución”.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.