Los sindicatos de la enseñanza concertada recurren al TAMIB para la negociación de un convenio autonómico

Los sindicatos que representan a los trabajadores de los centros concertados del archipiélago balear (STEI-i, USO, FSIE, UGT y CCOO) han pedido al Tribunal de Arbitraje y Mediación de las Islas Baleares que convoque a las partes sociales y patronales para abrir un proceso de diálogo y negociación de un convenio colectivo, ya que si antes de 2013 no está firmado uno nuevo, los empleados “perderán las condiciones laborales y retributivas” actuales.

En un comunicado, los citados sindicatos han señalado que han decidido recurrir al TAMIB ante la “no comparecencia de las organizaciones patronales en la convocatoria formal de la constitución de la mesa de negociación del I Convenio de empresas de enseñanza privada sostenidas total o parcialmente con fondos públicos”.

Según han recordado, actualmente, los centros concertados se rigen por el ‘V Convenio de empresas de enseñanza privada sostenidas total o parcialmente con fondos públicos’, y se está negociando el VI Convenio.

Así, han indicado que estos convenios son de ámbito estatal, al tiempo que ha apuntado que la negociación del VI convenio se inició en el año 2009.

Posteriormente, han explicado que en el verano de 2012, el Gobierno central llevó a cabo una reforma laboral que, entre otros aspectos, modificaba la ultraactividad de los convenios colectivos y quedó limitada a un año, “lo que significa que si después de un año de la salida de la ley de la reforma laboral, el 7 de julio de 2012, no hemos firmado el VI convenio, nuestro sector quedará laboralmente desregularizado”.

Por ello, los mencionados sindicatos proponen de forma urgente la negociación de un convenio de ámbito autonómico, con el objetivo de “no quedar sin un marco de regulación de la actividad, tanto del personal docente, como del personal de administración y servicios”, ya que si esto pasara, “la situación para la enseñanza concertada sería de extrema gravedad y ruptura”.

No obstante, aclaran que no es el único argumento para proponer un convenio autonómico, sino que, a su juicio, también es necesario “porque las competencias de educación son autonómicas; porque la realidad de cada comunidad autónoma es diferente y porque creemos con la negociación próxima ya que desde la proximidad es más efectivo avanzar en las mejoras educativas”.

En este sentido, los sindicatos han calificado de “complicada y difícil” la situación que sufren los trabajadores, “agravada por la negativa de las patronales representativas del sector, excepto las cooperativas de la enseñanza a negociar el convenio autonómico”.

Por otro lado, el STEI-i, USO, FSIE, UGT y CCOO están recogiendo firmas de los trabajadores del sector exigiendo el inicio de las negociaciones del mencionado convenio, al tiempo que se lleva a cabo una campaña informativa dirigida a los padres y madres sobre la “delicada situación en que nos podemos encontrar en breve los trabajadores de los centros concertados”.

“La estabilidad de las condiciones laborales del personal de la enseñanza concertada es garantía para poder llevar adelante los proyectos educativos de los centros”, han concluido.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.