Detienen en Palma a una banda de siete atracadores

Agentes de la Policía Nacional han detenido a siete personas pertenecientes a una banda de atracadores que durante el último mes ha asaltado una coctelería y tres gasolineras en Palma apoderándose de más de 14.000 euros en total. Junto a ellos ha sido arrestada una mujer que intentó impedir la detención de uno de los delincuentes durante el registro de su vivienda. La operación, bautizada con el nombre de “Pichón” continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones, así como su implicación en otros hechos delictivos.

Los arrestados actuaban siempre vestidos de negro y ocultaban sus rostros con pasamontañas y capuchas. Además, esgrimían cuchillos y una pistola para cometer ser atracos, llegando incluso a disparar al aire para intimidar a sus víctimas si se resistían.

Uno de los primero hechos que se les imputa es el robo con violencia en una coctelería de Palma donde amenazaron a su dependiente, pistola y cuchillo en mano, logrando un botín de 650 €. Días más tarde, se apoderaron de 4.900€ al agredir al empleado de una gasolinera que en ese momento iba a ingresar el dinero de la recaudación en una sucursal bancaria.

Del mismo modo actuaron en otras dos gasolineras donde, vistiendo de negro y ocultando sus rostros, lograron robar más de 8.500€ llegando incluso a agredir a sus empleados. Tras cometer el último de los atracos, el pasado día 11 de noviembre, los delincuentes abandonaron y quemaron el vehículo robado con el que habían cometido sus asaltos.

Escondidos hasta en las alcantarillas

Los agentes desplegaron, durante la madrugada del pasado miércoles 21, un dispositivo especial para detener a los autores de estos hechos. Dos de los atracadores se encontraban en su domicilio donde fueron detenidos acusados de delitos de robo con violencia, lesiones y daños. Junto a ellos fue arrestada una mujer que intento obstaculizar la labor policial e impedir la detención de los atracadores. En la entrada y registro de este domicilio fue necesaria la colaboración de los empleados del Centro Sanitario Municipal de Protección Animal del Ayuntamiento de Palma para reducir a dos perros de raza “Pitbull” que se encontraban sueltos en el interior de la vivienda.

Otros dos miembros de la banda fueron localizados en una calle de Palma. Los agentes lograron detener a uno de ellos, pero el otro intentó agredir a los policías con un objeto punzante y huyó del lugar.

Desde que se inició la operación, los agentes han tenido bajo vigilancia a todos los miembros de este grupo. El cuarto delincuente fue detenido tras atrincherase con un cuchillo en el baño de una vecina de su inmueble. El último de los implicados ha sido localizado esta mañana escondido en el domicilio de un familiar, oculto bajo la cama, tras haber permanecido desde el miércoles escondido en las alcantarillas de la ciudad de Palma.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.