El PP confía en que la nueva Directiva europea de Víctimas ayude a frenar la violencia contra las mujeres

La eurodiputada Teresa Jiménez-Becerril ha mostrado esta tarde en Palma su confianza en que la nueva Directiva por la que se establecen normas mínimas sobre los derechos, el apoyo y la protección de las víctimas de delitos que se acaba de aprobar en la UE, y en cuya elaboración ha participado, supondrá un paso fundamental para poner freno a la violencia contra las mujeres en una lucha que, según recordó, no debe nunca relajarse.

Jiménez-Becerril ha hablado en el Centro Cultural Sa Nostra de los avances que, en este sentido, se han dado a nivel europeo durante una charla con motivo del Día Internacional de la Lucha contra la Violencia de Género, el 25 de noviembre. En la mesa redonda, organizada por la Federación de Mujeres de Acción Social y Familia de Baleares y Mujeres en Igualdad, también ha participado como moderadora la eurodiputada balear Rosa Estaràs, que como Jiménez-Becerril forma parte de la Comisión de Derechos de la Mujer e Igualdad de Género del Parlamento Europeo. El acto ha contado, además, con la presencia del president de Illes Balears, José Ramón Bauzá.

La eurodiputada ha señalado durante su intervención que una vez aprobada la Directiva, es fundamental que ahora los Estados miembros se comprometan a adaptar lo antes posible su legislación nacional, con el fin de que las víctimas puedan hacer valer sus derechos en cualquier país de la UE. Las víctimas podrán así hacer valer los mismos derechos básicos, como el derecho a la información, a interpretación-traducción, al acceso a servicios de apoyo a las víctimas, a ser oído, a la justicia restaurativa y el derecho a la protección durante el interrogatorio y la investigación criminal.

Teresa Jiménez-Becerril y Rosa Estaràs han recordado que la violencia contra las mujeres es un obstáculo importante para la igualdad de género y constituye una de las violaciones de derechos humanos más extendidas, que no tiene barreras geográficas, económicas, culturales o sociales.

Siete mujeres mueren cada día por violencia doméstica en la Unión Europea, una cifra dramática que, según se ha reiterado esta tarde, es necesario rebajar hasta cero a través de los medios que sean necesarios y en una lucha continua de todas las instituciones y de todos los ciudadanos.

Las eurodiputadas han transmitido a la Federación de Mujeres de Acción Social y Familia de Baleares y a Mujeres en Igualdad a través de sus presidentas, Dolors Alemany y Francisca Bennassar, respectivamente, su apoyo para que sigan trabajando ya que es necesario mantener un esfuerzo continuo para lograr los objetivos que se han marcado.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.