El conseller Bosch pasa de recibir a los sindicatos de enseñanza

Casi todos los sindicatos de la Junta de Personal Docente no Universitario, STEI Intersindical, FETE-UGT y CCOO, junto con asociaciones de padres y madres y estudiantes han realizado un acto de apoyo a los cierres realizados en los centros docentes, organizadas por la Plataforma Crida y por la FAPA.

El acto ha consistido en una concentración ante la Conselleria de Educació y la entrega en su registro de un documento consensuado entre las fuerzas sindicales convocantes en el que se denuncian los recortes que los centros vienen padeciendo desde hace tiempo junto con el rechazo al contenido de diferentes propuestas de normativa que se han presentado recientemente, muy lesivas para la buena calidad del sistema educativo y la presencia de la lengua catalana en la enseñanza: el anteproyecto de ley de reforma educativa del ministro Wert, el borrador de la ley de convivencia y de autoridad del profesorado, el decreto de tratamiento integrado de lenguas, o el anteproyecto de ley sobre el uso de los símbolos institucionales de las Islas Baleares.

En este documento también se recoge la necesidad de cambiar el contenido de los presupuestos de la Comunidad Autónoma para el año 2013, que contemplan una nueva reducción de la partida para educación, lejos de las “autopistas de la educación” que en su momento prometió el presidente Bauzá.

Una copia de este documento ha sido entregada también a la secretaria del conseller Rafael Bosch después de muchos obstáculos, ya que los representantes del profesorado, alumnos y familias se han dado con la puerta en los morros y con el personal de seguridad de la Conselleria que ha establecido un número máximo de personas para poder acceder al despacho del consejero.

Tampoco ha sido posible obtener una copia de la última circular que los centros han recibido en relación a los cierres de hoy, totalmente inadmisible, con un tono amenazador, con el uso de un chantaje y unas condiciones casi imposibles de poder cumplir dentro un margen de tiempo muy limitado, con la intención de meter el miedo en el cuerpo de los equipos directivos y de limitar la libertad de actuación de la comunidad educativa, e insinuando que lo que se debe hacer en los centros esta tarde es algo parecido a un gran destrozo general, a un acto lleno de disturbios y que dañará las instalaciones de los centros.

Desde el STEI manifiestan, una vez más, su apoyo a los cierres y su asistencia a muchos de los actos que los centros docentes harán a lo largo del día de hoy.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.