Las piscinas de Son Roca y Sant Jordi no cerrarán

El teniente de alcalde de Cultura y Deportes del Ayuntamiento de Palma, Fernando Gilet, ha anunciado en el Pleno, que, finalmente, no se cerrarán las piscinas municipales de Son Roca y Sant Jordi, tal y como estaba previsto a partir del 1 de enero, con el fin de ahorrar 600.000 euros.

Esta decisión se ha tomado tras la aprobación de una enmienda del grupo del PP en el Senado a instancias de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), que permitirá refinanciar un porcentaje de su deuda a los ayuntamientos que estén cumpliendo rigurosamente la Ley de Estabilidad Presupuestaria, tal y como así sucede con el de Palma.

Así, ha recordado que estas instalaciones deportivas municipales, que acogen en el caso de Son Roca a más de 400 usuarios al día y en Sant Jordi a 300 iban a cerrarse “atendiendo a los recortes presupuestarios” que han supuesto una rebaja de 1,3 millones de euros en las cuentas del Institut Municipal de l’Esport, si bien ha indicado que, en estos momentos, el Consistorio está a disposición de poder mantenerlas abiertas, gracias a la “flexibilidad” a la hora de hacer los remanentes de la tesorería por parte de la FEMP.

Precisamente, cerca de un centenar de vecinos de los barrios palmesanos de Son Roca y Sant Jordi habían acudido esta mañana al Pleno del Consistorio, con el fin de protestar por el cierre de las citadas piscinas, que, finalmente, no se llevará a cabo.

Cabe recordar que la intención del Ayuntamiento era que, a partir de ahora, estas instalaciones fuesen gestionadas por empresas privadas para que pudieran ser reabiertas en verano de 2013, si bien, gracias a la citada enmienda, podrán continuar siendo gestionadas por la institución municipal.

El edil ha destacado que la refinanciación de la deuda es la que “nos ha permitido poder anunciar que no se cerrarán las piscinas de Son Roca y Sant Jordi, que permanecerán abiertas bajo gestión directa municipal”.

Por su parte, el teniente de alcalde de Economía y Hacienda, Julio Martínez, ha añadido que “el presupuesto financiero limitaba mucho el margen de maniobra del equipo de Gobierno”, por lo que ha remarcado que el Ayuntamiento “siempre ha luchado por modificar una normativa que no permitía a los Consistorios poder refinanciar los vencimientos de la deuda”.

“Esta lucha ha dado sus frutos y gracias a la enmienda del PP en el Senado que ha acogido la propuesta de la FEMP y, tras estudiar los técnicos de Hacienda la nueva situación, estamos en condiciones de garantizar que no se cerrarán estas piscinas municipales”, ha subrayado. Asimismo, el portavoz del Ejecutivo municipal ha agregado que las subidas de tarifas aprobadas eran “necesarias para evitar el cierre de más piscinas municipales”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.