Compras por Internet, en Navidad no hay regalos para los estafadores

Cada vez son más los internautas que apuestan por las compras online en unas fechas en que las tiendas están saturadas de compradores de última hora. El considerable ahorro de tiempo, la comodidad de comprar desde el salón de casa y un escaparate online tan sugerente y atractivo –o incluso más– como el de las propias tiendas físicas contribuyen a esta tendencia. La consultora Nielsen, que analiza los datos de medición del uso de Internet en nuestro país, cifra en 14,2 millones los españoles que realizan ya sus compras en la Red -el 63,4% de los internautas- y la Navidad es uno de los periodos donde se intensifica está actividad, así como los intentos de estafa asociados. En estas fechas en que los ciberdelincuentes redoblan sus esfuerzos y se multiplican los timos, se sucederán las campañas de spam con contenido navideño (ofertas, regalos, gangas imposibles…), los intentos de phising o los correos electrónicos procedentes de reputadas compañías de servicios de mensajería cargados de facturas pendientes. Además, G Data pone en marcha una campaña de concienciación “Navidades 2012 seguras, no hay regalos para los estafadores” donde ofrecerá un consejo diario a partir del uno de diciembre.

G Data comenzará una campaña de concienciación para incrementar la seguridad de las compras online y el uso de Internet bajo el lema “Navidades 2012 seguras, no hay regalos para los estafadores” con un particular Calendario de Adviento repleto de consejos de seguridad que se irán descubriendo desde el uno de diciembre hasta el día 24. Con esta campaña, G Data quiere que los internautas estén al tanto de las tácticas utilizadas por los ciberdelincuentes en un periodo navideño en el que están especialmente activos. Además, G Data anima a los internautas a participar enviando sus propios consejos de seguridad a xmas@gdatasoftware.com. El mejor consejo se publicará diariamente en la web http://www.gdatasoftware.com/safe_christmas y el ganador recibirá regalo seguro por parte de G Data.

Las tres estafas más comunes:

1. Notificaciones procedentes de servicios de mensajerías y entrega de paquetes

Los regalos navideños comprados en tiendas online son generalmente entregados por servicios de mensajería. En consecuencia, los estafadores llevan tiempo aprovechando esta circunstancia e inundando la Red con correos electrónicos enviados en nombre de reputadas empresas de mensajería en los que muestran facturas y solicitan todo tipo de confirmaciones. Los mensajes sugieren que el paquete en cuestión no se pudo entregar o se aluden a ciertos recargos por las entregas realizadas solicitando al usuario nuevos pagos y datos personales.  Además, estos correos pueden camuflar archivos adjuntos capaces de infectar el ordenador con todo tipo de programas espía.

2. Gangas y artículos de lujo a precios de escándalo

Suelen llegar en correos electrónicos (spam) donde los estafadores prometen productos de marcas exclusivas, desde relojes de lujo o gadgets tecnológicos hasta bolsos o zapatos de diseño, a precios ridículos. Como viene siendo habitual, los enlaces a estas ofertas nos conducirán a falsas tiendas online capaces de robarnos nuestros datos bancarios y personales durante el proceso de compra.

3. Tarjetas navideñas fraudulentas

Las postales navideñas adulteradas son otro de los intentos de estafa más populares. Suelen incluir adjuntos con malware o bien enlaces que dirigen a websites infectados.

Cinco consejos para realizar compras seguras en Navidad

1.       Examine la tienda online: Antes de hacer una compra, echa un vistazo detenido a la tienda online en la que vamos a realizar la compra. Esto debería incluir la lectura de las condiciones legales, así como todo lo referente a costes extra de transporte o de cualquier otro tipo. Si la tienda online levanta sospechas o no es especialmente conocida es recomendable averiguiar algo acerca de su reputación digital. Cualquiera puede descubrir fácilmente si está en alguna lista negra y localizar información sobre el servicio prestado en determinados foros.

2.       Permanezca atento a su navegador: Durante el proceso de pago, permanezca atento a las notificaciones de seguridad que le ofrezca su navegador para asegurarse de que los datos se transfieren de forma encriptada. Pistas de que esto es así: el candado en la barra de dirección, la abreviatura ‘https’ y el fondo verde que utilizan muchos navegadores. Asegúrese también de que el dominio mostrado se corresponde con el del sitio que quiere visitar. Tenga especial cuidado con esto último pues los estafadores utilizan dominios con alguna variación mínima y poco perceptible para llevar a los internautas a falsos sitios de compra.

3.       Asegure su banca online: Es conveniente asegurarse de que se usa un sistema de doble autenticación cuando operamos mediante banca online (una contraseña inicial más un código enviado al móvil del titular de la cuenta corriente, por ejemplo) para hacer el proceso lo más seguro posible. La tecnología G Data BankGuard  refuerza este proceso ofreciendo protección adicional frente a troyanos bancarios (conocidos y desconocidos) durante los procesos de compra online.

4.       Directamente a la papelera: El correo spam debería, en su totalidad, eliminarse sin ni siquiera ser abierto. Y bajo ninguna circunstancia deberían abrirse sus archivos adjuntos ni sus enlaces. Estos pueden conducir a falsas tiendas online o servicios de pago fraudulentos.

5.       Cierre brechas de seguridad: Asegúrese de que su sistema operartivo, navegador y resto de aplicaciones está correctamente actualizadas. Esro no solo se aplica a los ordenadores personales, también a smartphones y tabletas.

2 Comentarios

  1. […] Compras por Internet, en Navidad no hay regalos para los estafadoresMallorca ConfidencialCada vez son más los internautas que apuestan por las compras online en unas fechas en que las tiendas están saturadas de compradores de última hora. El considerable ahorro de tiempo, la comodidad de comprar desde el salón de casa y un escaparate …Consejos para comprar online de forma segura y evitar estafasEuropa Press […]

  2. Hola a todos. Me gustaría avisar a todas las personas que quieran comprar algo por internet porque no lo encuentre en ninguna tienda física de su ciudad, de que en los “cibernegocios” una imagen no vale nada y al final te venden una réplica mal hecha a precio de original más gastos de envío.
    Yo compré en una ciberempresa muy conocida por las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado, una gorra para regalarle a mi marido por navidad y como personalmente me pareció una empresa seria, me creí lo que decia: “producto original”
    Pagué 43€ por una mala imitación de una gorra a los señores de Insigpela… y cuando les escribí para decirles lo mal que me hicieron quedar el día de navidad con mi marido y que me sentía engañada, me contestaron que su distribuidor les asegura su autenticidad y que el hecho de que sea “Made in Korea” no quiere decir que no sea una gorra original del ejército de los Estados Unidos.
    Por favor, no se fien nunca de las fotos de las tiendas virtuales, ni de sus buenos comentarios solo por que pongan una dirección fiscal y un número de teléfono, eso no significa que no sean unos “estafadores legales” pues a pesar de todo me dicen que puedo devolverla asumiendo los costes de envío ya pagados, el plus por pagarlo contrareembolso más los costes del reenvío, otra vez. Si lo sumais, pagué 43€ más 5€ del nuevo envío hacen 48€ y el precio de la gorra es de 20€ por lo que la devolución me costaría 28€. Me sale más barato quedarme estafada y callada, porque legalmente ellos no se niegan a devolverme el dinero, siempre y cuando comprueben que el producto está en perfecto estado. Aquí me asalta otra duda ¿y si me dicen que el producto les llegó roto o defectuoso? Me quedaría sin mi gorra originalmente falsa y sin el dinero, no?
    Cuidado a quien le compramos por internet y felices fiestas, a mi me las han chafado los “ciberempresarios”.
    Salu2

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.