Palma dispondrá de 37 viviendas para alojar a familias desahuciadas

El teniente de alcalde de Urbanismo y Vivienda, Jesús Valls, ha adelantado tras la reunión del Consell de Gerencia de Urbanismo celebrado hoy que próximamente el Ayuntamiento de Palma dispondrá de 37 viviendas para que puedan ser utilizadas para alojar a familias desahuciadas. El edil también ha subrayado que no se va a producir ningún desahucio por parte del Cort.

Jesús Valls explicó que “desde el Patronat d’Habitatge vamos a poner 37 viviendas a disposición de las familias necesitadas que tengan mayores necesidades de inmuebles; de estas 37 viviendas, 11 van destinadas a personas de la tercera edad, algunas con movilidad reducida y 16 va a ser rehabilitadas de manera inmediata para que en un plazo máximo de un mes y medio puedan estar disponibles para las familias desahuciadas”. Esta rehabilitación supondrá un coste medio de 6.000 euros por vivienda salvo dos viviendas cuya rehabilitación se dejará para el final ya que su coste se eleva a los 25.000 euros cada una.

El teniente de alcalde de Urbanismo recordó que “el Gobierno central ha paralizado durante dos años los desahucios provenientes de ejecuciones hipotecarias y el Ayuntamiento de Palma está en disposición de asegurar que no se va a producir ningún desahucio por parte de Cort”.

El edil apuntó que “seguimos trabajando con la asociación de promotores inmobiliarios (Proinba), estudiando conjuntamente fórmulas que nos permitan disponer de viviendas desocupadas o sin vender; la intención es que a esta búsqueda de soluciones se sumen las entidades financieras. Debemos dejar claro que la finalidad no es obtener un gran parque de viviendas sino dar solución a las familias que han sido desalojadas”. Jesús Valls concluyó reiterando que “ la administración no puede mirar hacia otro lado cuando existen personas que tienen estas necesidades”.

Centro comercial de ses Fontanelles: El teniente de alcalde de Urbanismo informó del inminente inicio de las obras del centro comercial de ses Fontanelles. Jesús Valls explicó que “Urbanismo recibirá entre 5 y 7 millones de euros por el impuesto de construcciones y obras señalando que se permitirá urbanizar y construir al mismo tiempo ya que se recuperan las licencias de urbanización suspendidas por decreto por el anterior gobierno y recuperadas por decreto del actual Ejecutivo autonómico. Una vez pronunciada la Comisión Balear de Medio Ambiente el área de urbanismo ha emitido informe favorable para la ejecución de trabajos previos para poder autorizar el inicio de las obras de urbanización”.

Demolición de viviendas en Son Anglada: El teniente de alcalde de Urbanismo ha confirmado el inicio de las obras de demolición de las viviendas de Son Anglada, cumpliendo así el auto judicial que obliga a los propietarios o subsidiariamente al Ayuntamiento de Palma a realizar esta demolición.

Valls indicó que este asunto “surge en 1987 cuando se inicia un expediente de disciplina urbanística a instancias de la propia asociación de vecinos de Son Anglada y que por incumplimiento de los propietarios y de la propia administración deviene en un auto judicial que obliga a demoler las viviendas”. El teniente de alcalde añadió que “en el año 2009, un auto judicial da dos años para que se cumpla de manera definitiva la resolución judicial, lo que obligó a Cort a desarrollar una hoja de ruta y entregar un programa con un presupuesto de 234.000 euros y el 17 de septiembre del presente año se da un plazo de 5 meses para que estén realizadas las demoliciones”.

El edil hizo hincapié en que “la regiduría de Servicios Sociales ha contactado con las familias afectadas y se ha puesto a su disposición para atender los casos de extrema necesidad. El Ayuntamiento no tiene más remedio que cumplir con el auto de ejecución de la sentencia judicial”.

Demolición y construcción del edificio plaza Cuadrado: Gerencia de Urbanismo ha aprobado por unanimidad otorgar la licencia de demolición y reconstrucción del edificio número 5 de la plaza Cuadrado. El procedimiento para esta demolición fue paralizado cuando ya disponía de licencia otorgada por parte de los técnicos del Consell quienes, una vez realizada una nueva inspección y tras incluir una serie de prescripciones técnicas, han permitido que se otorgue la licencia y poder continuar de este modo las obras de demolición y construcción de edificio. Entre estas prescripciones se encuentra la conservación de la pared de baldosas hidráulicas y la reconstrucción de la fachada”.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.