El GOB pide la dimisión de Company por los despidos en IBANAT y ENB

El Govern, la conselleria de Medio Ambiente, liderada por Biel Company, ha despedido este miércoles a 7 rabajadores de IBANAT y a 22 de Espais de Natura Balear, por ajustes presupuestarios.

Los trabajadores del IBANAT seguirán acampados pese a estos despidos, primero porque piensan que han sido engañados, ya que desde la conselleria se hablaba de evitar duplicidades y no ha sido así, y además se temen que al hacerse efectiva la fusión de los distintos organismos de la conselleria, los despidos aumentarán.

Por su parte desde el GOB se exige la dimisión del Conseller porque el despido de 22 personas afecta casi al 20% de la plantilla de ENB, una empresa que el año 2013 además de reducciones de personal sufrirá un drástico recorte presupuestario que cuestiona gravemente las posibilidades de gestión de los parques y reservas naturales.

Los despidos realizados por la conselleria de Biel Company, afirman los ecologistas, fulminan la gestión de dos espacios protegidos y suprimen el seguimiento biológico del conjunto de parques y reservas, además de afectar otro personal administrativo, informador o de mantenimiento.

Los despidos afectan a la práctica totalidad de los técnicos del Parque Natural de la Serra de Tramuntana. El equipo de 6 técnicos, responsables de la gestión del mayor espacio protegido de las Baleares, queda ahora reducido a una única persona. Esta decisión hace totalmente inviable la gestión del Parque Natural y un mínimo control sobre las actividades que se desarrollan.

Los despidos afectan a todo el personal destinado al Parque Natural de Sa Dragonera. Espacios de Natura deja de tener presencia en Sa Dragonera, y el Consell de Mallorca tendrá que asumir completamente la gestión.

Las medidas de la conselleria también son el despido de los 3 únicos naturalistas de la red de espacios protegidos, responsables del seguimiento biológico de los parques naturales de s’Albufera de Mallorca, Es Graó de Menorca, y la reserva natural de Ses Salines de Ibiza y Formentera. Para el GOB el seguimiento biológico es imprescindible para el control de la gestión de los espacios protegidos. Sin seguimiento biológico, los parques y reservas irán a la deriva, sin saber como reaccionan sus sistemas naturales ante los cambios que se puedan producir.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.