Joan Mesquida regresa a la primera línea política y quiere contribuir al debate socialista

El exsecretario de Estado de Turismo y antiguo director general de la Policía y la Guardia Civil, Joan Mesquida, que ha anunciado que quiere “contribuir a un debate” en el PSOE, ha declarado este miércoles que las “graves” circunstancias actuales que vive España “podrían requerir un gobierno de concentración nacional”.

Según Mesquida, “la situación es inmensamente más grave que cuando se produjeron los Pactos de la Moncloa” y “la gente está harta de bronca política”. Por eso ha planteado la opción de formar “un gobierno de concentración nacional”.

En declaraciones a la cadena COPE y a Onda Cero recogidas por Europa Press, el también exconsejero de Hacienda del Gobierno balear ha dicho que en una situación así no hay que “mirarse al ombligo”, como hacen, en su opinión, los militantes socialistas que pidieron perdón en un vídeo por los errores que cometió el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. “La autocrítica hay que hacerla internamente; y a partir de ahí, dediquemos todas nuestras energías al liderazgo social”, ha manifestado.

Mesquida ha aclarado que el paso al frente que ha dado esta semana no tiene que ver con “ninguna candidatura”. “Lo que pretendemos es, entre un grupo de personas que cada vez es más numeroso, contribuir al debate de ideas”, por ejemplo “desde las redes sociales”, con el objetivo de “acercar el partido a la realidad”, ha explicado.

Se trata, ha precisado, de “poner encima de la mesa ideas creíbles y alternativas, propuestas creativas”, porque “en estas circunstancias tan complejas y graves” se necesita “toda la inteligencia nacional”, ha subrayado. Después, todo eso “se personificará”, ha añadido.

CAMBIAR EL SISTEMA DE ELECCIÓN EN EL PSOE

Una de las propuestas que ha planteado es que se modifique el mecanismo de elección de los representantes del PSOE, porque con el sistema actual “no siempre se elige a los mejores y no siempre están los mejores”.

A la pregunta de si cree que la recomendación del expresidente del Gobierno Felipe González al PSOE de recuperar su “vocación mayoritaria” se puede interpretar como un llamamiento a que el partido se acerque más a una política de centro, ha respondido que “posiblemente” sí.

Mesquida se ha descrito como una persona “sin estridencias”, es decir, “muy centrada, muy moderada y con sentido común” que actúa basándose en “la reflexión y la creatividad”. En este contexto, ha lamentado que ahora “nadie” esté proponiendo “medidas creativas” que estimulen la financiación, la inversión y el consumo.

“España necesita dos partidos fuertes, y el PP debería darse cuenta de que necesita un PSOE fuerte delante”, porque la alternativa es “una amalgama de partidos” en la que cada uno intentará “conseguir ventajas en su ámbito territorial o en su ámbito más pequeño”, ha afirmado.

A su juicio, “dos partidos fuertes pueden garantizar la cohesión territorial”, y de esa manera se puede “garantizar que los españoles tengan los mismos derechos en cada territorio”, algo que no pueden hacer, por ejemplo, “la Generalitat de Cataluña o la valenciana”, ha agregado.

EL CASTELLANO SE DEBE HABLAR EN TODA ESPAÑA

Por último, se ha referido al debate sobre el modelo de inmersión lingüística vigente en Cataluña, aunque ha evitado entrar en detalles sobre si se debería modificar. A su entender, lo que hay que conseguir es que “el castellano sea hablado en todas partes de España”, como “riqueza” y evitando “connotaciones de identificación nacional”.

“Si en algún sitio no es así, debería ser así”, porque aporta una “riqueza” y es una lengua usada por 300 millones de personas, algo que no se puede “despreciar”, ha destacado.

Mesquida ha dicho que ve la lengua como “un vehículo de comunicación”. “Si usted a mí no me entiende en una lengua, utilizo otra, pero lo que me importa es que usted me entienda”, ha declarado.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.