Albert Torres gana el 62 Trofeo Ciutat de Palma de vela

El 62 Trofeo Ciutat de Palma concluyó con el alumbramiento de una nueva promesa para la vela española. Albert Torres Nohales (RCNP), un joven de sólo 13 años, se adjudicó la regata de vela de base más importante de Baleares, y una de las más grandes de España, tras una exhibición sin parangón en la historia reciente del torneo. Ganó cuatro de las cinco regatas de la clase Optimist y fue cuarto en la restante, la cual pudo descartarse. Ningún rival se aproximó a la estela de este regatista “rápido como un misil”, en palabras de su entrenador, al que todavía le quedan dos temporadas en Optimist y que en 2012 se ha proclamado también campeón de Baleares y de España por equipos.

La última jornada del Ciutat de Palma fue antónima de su predecesora. Si ayer sólo se pudo realizar una prueba por exceso de viento del noroeste, hoy ocurrió lo mismo, pero por todo lo contrario. La brisa del sur, muy suave e inestable, no entró hasta pasado el mediodía y el comité de regatas tuvo que conformarse con realizar una sola manga para los tres grupos de Optimist y dos para las clases 420, Laser 4.7 y Laser Radial.
El podio de Optimist lo completaron la regatista de las Antillas Holandesas Odile van Aahholt (tercera en el último mundial) y Marc Lladó, del Club Nàutic de Sa Rápita (otro mallorquín que ha navegado a un grandísimo nivel), que fueron muy regulares en su progresión, pero sucumbieron a la inspiración de Torres. El regatista del Náutico de Palma se mostró exhultante a su llegada a tierra. “Me había marcado quedar entre los 10 primeros, puesto que el nivel de esta regata es altísimo”, confesó Albert Torres, cuyo objetivo para el año que viene es “participar en un Campeonato de Europa y en regatas internacionales”.

El oro y el bronce balear en Optimist tienen un “gran mérito”, según explicó Manu Fraga, director técnico del RCNP. “El Ciutat de Palma, tanto por cantidad como por calidad, es equiparable a un mundial. Este año hemos vuelto a tocar techo con 378 unidades de Optimist llegadas de 19 países. La pena es que no hayamos podido completar el programa de regatas, pero la meteo ha sido muy complicada en esta edición”, afirmó el responsable del torneo, que agradeció la confianza de la flota “nacional y extranjera” y su colaboración en el proyecto pionero de “regata verde” desarrollado por el Náutico de Palma.

David Biederman se despidió de la bahía de Palma con otros dos triunfos parciales. Con seis victorias en seis mangas disputadas, el suizo se mostró imbatible y se llevó justamente el trofeo en la categoría Laser 4.7. La segunda posición la ocupó Jaime Fernández, del CV Puerto de Andratx, que consiguió descartarse un fuera de línea para superar a Álex Barceló, del CN Sa Rápita, que se tuvo que conformar con el tercer puesto.

También sufrieron un fuera de línea Xavier Antich y Pedro Terrones en el inicio de la segunda prueba de la jornada de 420. La pareja del Club Náutico Arenal no resultó afectada por la maniobra porque ya tenía el título en el bolsillo. Por su parte, Enric Noguera y Marc Capó continuaron su escalada de posiciones y terminaron segundos, mientras que los irlandeses Adam Hyland y Bill Staunton fueron los más rápidos en la última manga y completaron el podio en la tercera posición.

Cristián Vidal aprovechó la última jornada del Trofeo Ciutat de Palma para colarse en el podio de la clase Laser Radial. El regatista del Club de Vela de Andratx ganó la primera manga de hoy y subió hasta el tercer puesto de la general. El gran dominador de la categoría fue Mark Sadler, que, a pesar de sumar un cuarto y un sexto puesto, se llevó el triunfo final con claridad. Miguel Ángel Vilanova, del Arenal, finalizó segundo.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.