Un invidente de 81 años pide el indulto real para su hijo extoxicómano

Edmundo Reboredo, invidente, de 81 años, y padre de David, el extoxicómano vigués que ingresó en la prisión pontevedresa de A Lama el pasado miércoles, ha remitido una carta al Rey don Juan Carlos en la que solicita a la Casa Real el indulto para su hijo, condenado a siete años de prisión.

Este octogenario, ex traductor-intérprete jurado que suma casi dos décadas sin vista a causa de un glaucoma, ha contado a Efe que su “chaval” hace tiempo que dejó las drogas, en las que cayó a una edad muy temprana, en plena adolescencia, y que si bien tuvo dos recaídas, ha ido al penal ahora por medio gramo de heroína escaso.

David Reboredo, de 43 años, fue condenado en 2007 por vender una papelina de heroína, pero consiguió que le suspendiesen la sentencia a cambio de participar en un programa de desintoxicación y con el compromiso de no reincidir. Sin embargo, sufrió una recaída similar en 2009, por la que también fue castigado, con lo que finalmente acumuló dos sentencias que en total suman siete años de prisión.

“Este intercambio de papelinas es frecuente entre drogadictos, y serían tan solo 200 miligramos de sustancia psicoactiva en uno y otro caso”, ha dicho hoy a Efe su progenitor, desde su domicilio, en el barrio obrero de O Calvario, en Vigo.

Asimismo, ha recordado que David posee una minusvalía de un 45%, resultado de la implantación de una prótesis de cadera, y que es propenso a las infecciones de huesos. Edmundo Reboredo tiene cuatro hijos más, tres varones y una mujer, “y todos estamos en esta lucha”, confiesa.

Edmundo se emociona cuando dice que David era “sus ojos”, “y perdón por usar este tiempo verbal, quiero decir es”, matiza, y aclara que sintió rabia cuando supo que las peticiones de perdón presentadas habían sido rechazados y que no quedaba otra salida que no fuese el ingreso en el centro penitenciario.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.