Las Universidades denuncian que los recortes harán que España “pierda el tren del desarrollo”

Los rectores de las universidades públicas españolas denuncian que el recorte del 80% por ciento en investigación, que figura en el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2013, junto con el ajuste del 18% en educación superior y la congelación de las plantillas de recursos humanos, llevará a España a la “pérdida del tren del desarrollo tecnológico, hipotecando la investigación y los mayores avances en la frontera del conocimiento”.

Así reza el comunicado conjunto firmado por los máximos responsables universitarios, leído en Madrid por el rector de la Universidad Complutense (UCM), José Carrillo, y la vicerrectora de la Politécnica (UPM), Alía Gómez, en el que alertan también de que el endeudamiento de las comunidades autónomas y el deterioro de las transferencias de las partidas destinadas a las universidades “están conduciendo al sistema universitario a la asfixia económica”.

“Esto se contradice con el discurso político de que nuestro país debe basar su progreso en el conocimiento. Sin inversión en educación superior ni en I+D+i será inviable el funcionamiento de las universidades públicas y sin conocimiento, no habrá progreso”, advierten a través de este documento, leído por los rectores de forma simultánea en todas las provincias españolas.

Ante esta situación, los 50 responsables de los centros universitarios públicos que han firmado el manifiesto, entre ellos la de la UIBI, Montserrat Casas, junto con los de la Universidad de Vic y la Oberta de Cataluña -ambas privadas–, solicitan al Gobierno que la investigación, el desarrollo y la innovación sean consideradas “como una inversión y no como un gasto”, y que las universidades españolas “tengan una financiación pública suficiente y sostenible”, que favorezca la autonomía universitaria para que puedan diversificar sus fuentes de ingresos “sin obstáculos”.

Si bien muestran su voluntad de colaboración con las administraciones públicas para ayudar a resolver “este grave problema económico”, también avisan de que si las universidades pierden calidad, lo harán asimismo la investigación científica, la innovación tecnológica y la formación. “No perderán sólo las universidades, sino que perderemos todos, el conjunto de la sociedad”; subrayan.

Tras la lectura del comunicado, el rector de la Complutense ha señalado que esperan que, tras este gesto sin precedentes de los responsables universitarios, el Gobierno dé marcha atrás a los Presupuestos Generales del Estado y reconsidere la situación por la que atraviesa la I+D+i en España con este recorte del 80 por ciento. En este sentido, ha recordado que el 70 por ciento de la investigación se realiza en sus universidades y que este “parón” va a suponer un “retroceso de muchísimos años”.

Carrillo ha advertido también de que la tasa de reposición del personal docente universitario del 10 por ciento supone que la “mayoría” de los profesores no van a poder contar con una plaza fija, después de que el Estado haya invertido en su formación de “cada uno” unos 300.000 euros.

LA UCM, 200 MILLONES DE DÉFICIT

Preguntado por las declaraciones de la consejera de Educación de la Comunidad de Madrid, Lucía Figar, que ha pedido este lunes que los rectores pongan de su parte para afrontar la crisis económica, este rector ha recordado que el Gobierno madrileño lleva “cuatro años” recortando las partidas presupuestarias a las seis universidades públicas madrileñas y que esto ha llevado a la Complutense a arrastrar un déficit de “200 millones de euros”, una cifra “similar” a la del resto de centros de esta comunidad.

Además de estos recortes, Carrillo ha indicado que la Comunidad de Madrid ha reducido la partida destinada al mantenimiento de los edificios y ha recordado que este centro tiene 103 inmuebles, algunos de ellos “muy antiguos”, que necesitan ser rehabilitados. Al mismo tiempo, ha alertado de que el Gobierno regional ha pasado de invertir más de 40 millones hace tres años) para este fin a 2,5 millones este año.

El rector ha señalado que la normativa sobre la dedicación del profesorado, que el Gobierno aprobó para que las comunidades redujeran su déficit, así como el incremento por los ingresos por matrícula han servido a la Comunidad de Madrid para justificar la reducción de los presupuestos dedicados a la universidad. “Nos auguraban unos ingresos por matrícula adicionales de 49 millones de euros, que están lejísimos de los 15-19 millones que la UCM va a alcanzar”, ha aseverado.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.