El Mallorca da por recibida la demanda del G30 mientras despide a 48 controladores de accesos

El pasado viernes el Real Mallorca dio por recibida formalmente la primera demanda del G30 por valor de 10 millones de euros. Esta demanda es la que realiza el G30 por la clausula de penalización por la salida del Mallorca del grupo. Es previsible que la segunda demanda la de incumplimiento de los acuerdos de negociación colectiva de los derechos de TV y rescindir unilateralmente el contrato con Mediapro por una cifra similar también “sea recibida” esta semana.

Mientras esto pasa, Cladera sigue sin convocar el Consejo para su cese, y los resultados no acompañan, Serra Ferrer sigue haciendo amigos, el Club ha prescindido de los 48 porteros, o controladores de accesos, que tenía, gente mallorquinista de toda la vida, que cobraba 23 euros por partido. Este miércoles se lo agradecerán a Serra Ferrer en Son Moix antes de la celebración del partido de Copa ante el Sevilla.

Tomeu Canals, responsable de los porteros que controlan los accesos al estadio, contaba ayer en Onda Cero que se sentían despreciados, que después de tantos años “Nos han tratado como a perros y los perros se revuelven. Todos queremos mucho al Mallorca y lo llevamos en el corazón, pero tampoco dejaremos que manchen nuestro nombre o que insinúen que dejamos entrar a cualquiera”.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.