El presidente “cesado” sigue maniobrando para comprar acciones del Mallorca

Esta mañana era un comentario generalizado en el entorno oficial del Mallorca que se acusaba a Pedro Terrasa, segundo accionista del Club y ex director General de la entidad, de haber escondido a Cladera y compañía el contrato con el G30, todo apunta a una banal escusa para suplir la incapacidad en la gestión y justificar una demanda de 21 millones de euros.

Pedro Terrasa ha realizado una serie de declaraciones que desmienten totalmente esta acusación, la más sorprendente es la capacidad del “cesado” presidente del Mallorca, Jaume Cladera que sigue maniobrando para comprar acciones del Club, Terrasa contaba como Cladera le hizo una oferta ayer por su acciones, y dejaba claro que “por nada le venderé a Serra y Cladera”.

Sobre el tema del contrato del G30 Terrasa aclaraba que “es falso que hayan ido a las reuniones del G30 sin ver el contrato, cuando además han ido cobrando”. “El 15 de agosto Coca y el señor Duran tenían copia del contrato”.

Terrasa acusa directamente a Serra Ferrer: “He visto muchas cosas en el fútbol pero romper un contrato sabiendo las consecuencias que podría tener… de hecho si el juicio sale mal, las consecuencias para la institución son muy duras” “es más” apuntaba “Serra Ferrer toma decisiones y si sale bien es un fenómeno y si no la culpa es de Alemany o mia o de quien sea”.

El segundo máximo accionista del Mallorca se ha sentido dolido por la actual situación del Club :”Es un esperpento lo que está pasando, en pleno mes de diciembre y ahora se ponen con el tema de los porteros” “A los aficionados lo que de verdad les interesa es que el equipo gane partidos, es lo que queremos todos, debemos alejar el debate político del vestuario”.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.