La Capella Mallorquina ofrece su Festa de la Sibil.la en Santa Eulalia

El próximo miércoles día 26 de diciembre la Capella Mallorquina volverá a ofrecer su tradicional Festa de la Sibil.la en la iglesia que Santa Eulalia de Palma. Este popular concierto, cuyo entrada es gratuita, se viene representando desde el año 1966 por la Capella Mallorquina y concentra cada año a un numeroso público fiel a la cita. La idea original partió de Joan María Thomás que, con la Capella Clásica, realizó durante años esta especial celebración musical en torno al canto de la Sibila. Bernat Julià quiso ser continuador de la tradición y mantuvo este concierto, pasándole el testigo en 1999 a José María Moreno, su relevo, quien lo ha dirigido desde entonces hasta hoy en día.

La Festa de la Sibil.la no es un concierto al uso: consiste en una paraliturgia, una especial celebración que incluye una escenificación que ambienta perfectamente esta hermosa música tan propia de nuestra historia y tradición.

La primera parte de la Fiesta simboliza el Adviento y comenzará con las antiguas cantinelas medievales que se cantaron durante años en la catedral de Palma en la Misa de Maitines desde el 24 de diciembre de 1575, según la norma introducida por el Obispo Vich i Manrique. Esta música transporta a la ambientación del siglo XVI y la iglesia sirve de perfecto escenario para música. Así, el coro, cantará tras el altar con todas las luces apagadas, sólo iluminado el templo por ciriales, así como debía estar hace 500. Durante esta primera parte varias piezas compuestas por nuestro gran polifonista Tomás Luis de Victoria se alternará con cantos medievales, sermones infantiles y lecturas proféticas.

Tras esta primera parte, Llega el canto de la Sibila: Cristina Van Roy, sopranos solista de la Capella Mallorquina, espada en mano y representando a la profeta de Eritrea, irá desgranando cada una de las diferentes estrofas del canto ancestral. La Capella Mallorquina alterará los Cánticos con los interludios “El jorn del Judici” del cantoral del convento de las monjas de la Concepción de Palma (Siglo XVI) y “Entre Ave et Eva”, de las Cantigas de Alfonso X el Sabio. También se podrán escuchar los interludios del órgano interpretados por el organista de la catedral y de la Capella Mallorquina, Bartomeu Veny. Acabado el canto de la Sibila, y con el repicar de las campanas, se iluminará la iglesia, que sonará la trompetería del órgano, simbolizando así el fin del Antiguo Testamento y la llegada del Mesías en la noche de Navidad. En ese momento saldrá de la sacristía una evocadora procesión infantil que representará la ofrenda de los pastores ante un Nacimiento, un Belén, interpretado por niños.

A continuación, la Capella Mallorquina cerrará el acto con una selección de conocidos villancicos, entre los que no podrán faltar el Adeste Fideles, Noël, Santa Nit, entre otros. Por otra parte, la Capella Mallorquina, como viene haciendo ininterrumpidamente desde 1966, volverá a participar con sus cantos en la solemne Misa de Maitines de la Catedral de Palma (24 de diciembre a las 23 horas).

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.