Las víctimas consideran indigna la oferta de indemnización de Mapfre por el accidente de Spanair

Mapfre, la aseguradora de Spanair, ha ofrecido 12,7 millones de euros en indemnizaciones a las víctimas del vuelo JK5022, que tuvo un accidente el pasado 20 de agosto de 2008 en el Aeropuerto de Barajas, donde fallecieron 154 personas y casi una veintena resultaron heridas graves.

Así consta en una providencia que Mapfre ha presentado este mes en el Juzgado de Instrucción número 11 de Madrid, encargado de investigar el caso, tras el archivo de la causa penal. Según consta en el escrito, al que ha tenido acceso Europa Press, la intención es “evitar a los perjudicados el tener que someterse a un nuevo procedimiento judicial y el pago de las tasas judiciales”.

Además, explica que dicho ofrecimiento se realiza con la “voluntad de extinguir cualquier eventual obligación de pago, sin perjuicio de cualquier acción de recobro que pudiera corresponderle contra cualquier responsable del accidente” y en particular contra las mercantiles The Boeing Company y McDonnell Douglas Corporation, así como contra cualquier entidad que pudiera resultar responsable por este siniestro.

Mapfre ofrece esta consignación a los que ostentan la condición de potenciales perjudicados, con excepción de aquellos con los que se ha alcanzado acuerdos de transacción y los miembros de la tripulación que viajaban a bordo de la aeronave siniestrada. Dicho ofrecimiento se realizará de manera separada al existir dos pólizas de responsabilidad distintas.

Asimismo, se explica que el cálculo de las indemnizaciones se ha efectuado de acuerdo con los criterios de valoración del daño establecidos en el ‘Baremo’, “toda vez que este sistema cumple los principios de reparación, discreccionalidad judicial, vertebración (de la indemnización) e igualdad, y en particular, el principio fundamental de reparación íntegra del daño”.

Además, señala que por el plus de seguridad exigible al transportista, Mapfre ha incrementado en un 20% el importe de las indemnizaciones que pudieran corresponderles a los perjudicados en aplicación del ‘Baremo’ y destaca que el importe de las indemnizaciones que ahora se consignan se ha tenido en cuenta el Baremo aplicable en 2012.

Aquellos perjudicados que acepten la indemnización deberán firmar un documento de Acuerdo de indemnización final y total y renuncia de acciones’ que supone una “renuncia total” por su parte a cualquier acción frente a Mapfre y su asegurado, Spanair. Finalmente, la aseguradora muestra “su disposición a establecer un diálogo con objeto de lograr una solución extrajudicial”.

Las víctimas ven “indigna” la propuesta de Mapfre

La presidenta de la Asociación de Afectados del Vuelo JK5022, Pilar Vera, ha tildado la propuesta de indemnización que ha hecho Mapfre para los afectados por el accidente de Spanair de 2008 en Barajas, con 154 fallecidos, de “indigna” y ha considerado además que pone en riesgo la seguridad aérea.

En declaraciones a Europa Press, Vera ha señalado que esta propuesta ya la hizo Mapfre en 2010 pero que entonces pensaron que era “una cuestión de querer congraciarse en ese momento con la investigación del Juzgado número 11, que ahora le ha dicho que esto está sobreseído y que ni siquiera puede ofrecer información a las familias”.

La presidenta de la Asociación ha lamentado que la aseguradora justifique llegar a un acuerdo para evitar que las familias se pongan a pagar las tasas judiciales. “Parece que a las familias nos perdona un poco la vida porque las tasas judiciales son muy caras”, ha criticado Vera, quien ha dicho que con esto parece que no son “nada” y que no pueden “pagar siquiera las tasas”.

En este sentido, ha indicado que con la indemnización propuesta, la vida de un niño la cuantifican en 27.000 euros mientras que la de un adulto, entre 80.000 y 150.000 euros, cuando la póliza del seguro que tiene la compañía aérea es de más de 1.500 millones de dólares, ha dicho.

Sin embargo, para la Asociación, “lo más grave es que se quiera aplicar el baremo reciente de accidentes de tráfico”, que, según ha explicado, nunca se ha aplicado en una catástrofe de esta magnitud. “Se cree dueña y segura de la vida de las personas fallecidas y se permite el lujo de, sin ningún tipo de sensibilidad, cuantificar la vida de las personas a su manera y libre criterio”, ha lamentado.

A su juicio, si Mapfre “pretende cancelar su responsabilidad con 12,5 millones de euros, hay algo que está mal”. “Si un operador aéreo con esta póliza se despacha una tragedia de 154 fallecidos con esta cantidad, cualquier compañía se puede plantear no invertir en seguridad y pagar una póliza de seguros”, ha considerado.

En este punto, ha añadido que esto no es una “cuestión de dinero sino de dignidad”, y que el objetivo de la Asociación es conseguir que lo que hicieron con ellos “no se repita”. “Somos los primeros pero no los últimos”, ha apuntado la presidenta, quien ha asegurado que se verán las caras con la aseguradora en los tribunales de justicia.

Vera ha señalado, por otro lado, la diferencia con la que se trata a las víctimas en unos países y otros recordando que los afectados por el vuelo de Air France 447, que hacía el recorrido Río de Janeiro -París y que se perdió en el océano Atlántico, consiguieron ahorrarse el “dolor” de llevar todo el procedimiento con la justicia.

En concreto, ha explicado que el Gobierno francés obligó a la aseguradora a dar un millón de euros a cada victima, quedándose el Estado con el pleito con la compañía y la aseguradora en lugar de las familias, que “quedan apartadas de la pelea civil y penal”. “Esto alivia a las familias del calvario que supone”, ha apostillado.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.