Martínez afirma que el Ajuntament de Palma está mejor que hace un año

El portavoz del equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Palma, Julio Martínez, ha calificado este viernes el 2012 como un año “muy difícil”, con “muy poco margen presupuestario para tomar decisiones”, ya que el poco dinero con el que contaba el Consistorio se ha dedicado a “tapar agujeros” de la anterior legislatura, como el de Bicipalma y las subvenciones a propietarios de Blanquerna.

Martínez ha explicado, después de la última Junta de Gobierno de este año, que el PP ha intentado optimizar al máximo los recursos y, “con menos dinero”, mantener las prestaciones básicas, dinamizar las calles, apostar por que Palma sea una ciudad turística y crear normativas para ayudar a los inversores, “que durante la anterior legislatura se encontraban siempre con un no”.

“Estamos mejor que hace un año”, ha asegurado el portavoz municipal, que aunque ha señalado que estas políticas no se han traducido en el “objetivo claro” de generar empleo, ha afirmado que en la actualidad “sí se está en condiciones de afrontar el futuro con mejores garantías para salir de la crisis económica”.

Martínez ha recordado que cuando llegó al Ayuntamiento de Palma definió la situación de tesorería como “un abismo presupuestario” y ha destacado que el equipo de Gobierno ha trabajado para tener un Consistorio solvente, y que a pesar de que no ha sido fácil cambiar la tendencia, se prevé que el déficit presupuestario de 2012 se pueda asumir.

En ese sentido, el portavoz ha apuntado que cuando el PP llegó al poder había “una pelota de nieve” que incrementaba el déficit y que ha parado, de forma que si en 2011 se destinaron 36 millones de euros a pólizas de crédito, en 2012 se redujeron hasta los 26 millones y para 2013 la cifra ha bajado hasta los 23 millones de euros.

La Junta de Gobierno ha aprobado una operación de tesorería por valor de 23 millones de euros para 2013, que representa un 6,3,% del Presupuesto del Ayuntamiento de Palma, un número de pólizas de crédito que es casi un 40% inferior a las que había antes del cambio de legislatura.

Respecto al área de Servicios Sociales, Martínez ha informado de que Cort destinará 1,5 millones de euros a diferentes subvenciones que abarcan desde un programa de teleasistencia domiciliaria de Cruz Roja por valor 202.000 euros, hasta una ayuda de 2.500 euros para la inserción social de reclusos con enfermedades mentales, entre otras.

Se han aprobado también, ha proseguido el teniente de alcalde de Economía, los anticipos para las ayudas económicas urgentes, “cumpliendo con el compromiso del alcalde de Palma, Mateo Isern, de mantener esta sección dentro del marco de la austeridad”.

En el área de Juventud, se han aceptado los gastos en subvenciones por cerca 450.000 euros a diversas entidades que han colaborado en la dinamización de la infancia y la juventud en 2012, así como la prórroga del contrato del servicio de información de Palmajove hasta el 31 de julio de 2013, con una reducción del 20%.

En total, el Consistorio ha destinado 2 millones de euros en servicios directos entre el área de servicios sociales y juventud que se gestionan de forma externa, en lugar de llevarse a cabo por la Administración.

Martínez ha enunciado que se ha aceptado la propuesta de los sindicatos acerca del cambio de compensación de horas extras en los Cuerpos de Policía y Bomberos de Palma, que antes solo se gratificaban por horas libres de servicio o se compensaban económicamente cuando eran servicios extraordinarios sobrevenidos.

A partir de ahora, la compensación de horas extraordinarias para estos profesionales tendrá el mismo tratamiento que para el resto de funcionarios.

Por otra parte, se ha aprobado una integración provisional al Ayuntamiento de Palma del personal adscrito a Intur, un organismo que ha desaparecido, y que cuyos profesionales pasarán, en un futuro, a formar parte la Fundación de Palma de Mallorca 365 días, “que es el instrumento para promocionar la ciudad”, ha apuntado el portavoz municipal.

Por último, Martínez ha criticado la gestión llevada a cabo por la exalcaldesa de Palma, Aina Calvo, con las subvenciones para la rehabilitación de fachadas del Eje Cívico de Blanquerna, ya que en su opinión, “a medida que se acercaban las elecciones”, en febrero de 2011, Calvo comprometió a dos comunidades de propietarios unas subvenciones que no se realizaron por convocatoria pública.

El portavoz del Ayuntamiento de Palma ha reprobado que al llegar al poder, “se encontró con que estas subvenciones no se habían tramitado de forma regular”, pero para no perjudicar a los ciudadanos que ya habían invertido, se han regularizado los 18.000 euros correspondientes a estas reformas.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.