Comienza la democratización del Mallorca

Tal como apuntábamos desde Mallorca Confidencial, se acabó la era Serra Ferrer, en lo que se refiere a sus maneras de dirigir el club bermellón. Así se ha puesto de manifiesto en la reunión del Consejo de Administración del Mallorca donde no ha sido posible elegir ni presidente ni consejero delegado.

Todo parece indicar que el próximo 7 de enero se avanzará hacia un nuevo modelo de gestión en el Mallorca, Cerdà será elegido consejero delegado pero se limitará el poder de los mancomunados a la gestión rutinaria del día a día y será el Consejo de Administración quien ostente el verdadero poder, y será a base de consenso y transparencia. El presidente saldrá tras la Junta General de Accionistas el 29 enero.

El nuevo modelo de gestión se discutirá el próximo lunes, y se hará efectiva la redefinición de competencias del consejo y consejeros. Con estos cambios se inicia el camino hacia la democracia en el Club y la pérdida del poder absoluto por parte de Serra Ferrer, que por cierto y pese a desmentir oficialmente la amonestación del CSD, ha “aparcado” de momento cualquier tipo de fichajes. Serra Ferrer sigue de presidente en funciones.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.