La Plataforma Crida regala carbón al conseller balear de Educación

La Plataforma Crida ha regalado carbón al conseller de Educación, Cultura y Universidades, Rafael Bosch, para mostrar así su rechazo a las medidas impulsadas por este departamento, sobre todo, en lo que hace referencia a la lengua y a la utilización de símbolos.

Así, en un acto en el que los participantes portaban camisetas verdes con el lema ‘Crida por una educación pública de calidad’, cinco integrantes de la citada Plataforma han entrado en la sede de la Conselleria para dejar en la recepción, a nombre de Bosch, “el regalo que tanto se merece”, carbón.

La Plataforma ha leído un manifiesto en el que pide a los Reyes Magos todo lo que la Conselleria de Educación les ha “quitado”, de forma que les ha reclamado que “paren todos los recortes que se han hecho hasta ahora y que afectan al sistema educativo”.

Asimismo, ha solicitado a los Reyes Magos que se retire el anteproyecto de utilización de símbolos, así como el anteproyecto de Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), el Decreto de tratamiento integrado de lenguas y la Ley reguladora de la convivencia escolar y autoridad del profesorado.

Por otro lado, la Plataforma Crida ha exigido que se aumente la inversión en la educación pública, “con el objetivo de llegar al 7% del PIB, que se fomente la colaboración entre las administraciones y la comunidad educativa y que se garantice un ratio de docentes por alumnado “adecuado” en todos los centros.

Finalmente, ha pedido que se impulse “la educación inclusiva frente a la segregación al catalán” y ha defendido la Universidad pública, gratuita y de calidad, así como una gestión educativa democrática y participativa en los centros.

El profesor de secundaria en el Instituto Junípero Serra de Palma y miembro de la Plataforma Crida, Josep Maria Traverso, ha lamentado este viernes que “todo lo que ha pasado este año en el mundo de la educación pública” ha sido “realmente malo” y ha asegurado que “le cuesta pensar en alguna medida positiva” tomada en 2012.

Traverso ha explicado que en el regalo que han entregado a Bosch se incluye un mapa en el que se representan todos los institutos que cerraron el 28 de noviembre, que ha indicado que fueron 123, para recordar al conseller que “son muchos más” de lo que él dijo.

“Si consiguen aprobar sus propuestas, lo que quedará de la educación pública no se reconocerá”, ha advertido este profesor, que ha apuntado que las medidas de los Gobiernos central y autonómico representan un “ataque muy importante” que provocará que la educación pública sea “de segunda categoría”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.