El GOB denuncia que la ampliación del Club Náutico de s’Arenal arrasará 10 hectáreas de gran valor ecológico

10 hectáreas, casi todas marinas, ocuparán la ampliación del Club Náutico de s’Arenal de Llucmajor. El GOB ha presentado un pliegue de alegaciones a este proyecto, que se encontraba en exposición pública hasta el 2 de enero. Las alegaciones del GOB, hacen referencia al elevado impacto ambiental sobre los ecosistemas marinos de la zona y las dimensiones exageradas de la infraestructura.

El macro-proyecto consiste en la construcción de 155 sitios de amarre destinados a barcos de grandes esloras de entre 20 y 30 metros, con un creciente espectacular hacia el interior de la Bahía de Palma y sobre una zona de alto valor ecológico. El club náutico experimentaría así un crecimiento del 75% de las infraestructuras existentes, pasando de las 12,3 hectáreas actuales a las 21,7.

El club dispone de 630 amarres y pasaría a tener 785. El aumento del 24%, supone duplicar el tamaño del puerto deportivo actual, lo que explica la filosofía faraónica del proyecto. Se prevé también construir 1,3 ha. de explanadas, hacer 589 aparcamientos, nuevos edificios, depósitos de combustible e incluso cambiar la bocana del puerto dragando miles de metros cuadrados.

La construcción del puerto actual, ya tuvo un enorme impacto en la zona, haciendo desaparecer decenas de hectáreas de posidonia, afectando a todo el entorno de s’Arenal y modificando el perfil de la Playa de Palma. Además, la construcción tendría consecuencias graves por el entorno de la Reserva Marina del Cap Enderrocat, situada a pocos centenares de metros, lo que añadiría más presión sobre los recursos naturales y pesqueros.

Todo el proyecto va destinado a yates de millonarios, con necesidades que generan un elevado impacto ambiental. Para el GOB el proyecto contradice el objetivo social de un club náutico y dificulta las actividades que le son propias. En la web del club náutico no hay ninguna referencia al proyecto, una muestra más del secretismo y el miedo de sus dirigentes a una oposición fuerte entre los propios socios. El periodo público de alegaciones no ha sido transparente de hecho. El Ayuntamiento de Llucmajor ha dificultado el acceso al proyecto, incluso denegando copias a personas que lo solicitaban.

En las Islas Baleares hay 43 puertos deportivos y más de 23.000 amarres (más que en toda Grecia). Este número supone cerca del 12% de la oferta de amarres del Mediterráneo. Además, las últimas ampliaciones destinadas a grandes yates (Port Adriano, Portocolom…) tienen decenas de plazas vacías disponibles que no se llenan ni el mes de agosto. En definitiva, el GOB entiende que este es un proyecto desmesurado, de elevadísimo impacto ambiental y socialmente inconveniente.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.