Los socialistas piden a la Guardia Civil que impida la entrada de los residuos importados

El diputado socialista Cosme Bonet y la consellera socialista Mercedes Garrido han puesto en conocimiento del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil y de la Dirección General de Calidad Ambiental de la Conselleria de Medio Ambiente la situación irregular en la que, previsiblemente, llegarán residuos para ser incinerados en Mallorca.

Los socialistas se han dirigido a estos dos organismos después de que el Consell de Mallorca “no haya dado los pasos adecuados presentando los informes medioambientales, económicos o sanitarios para modificar el contrato y, así, certificar ante la ciudadanía que la importación y el tratamiento de residuos se realiza con todas las garantías por nuestro medio ambiente y nuestra salud “.

Cosme Bonet ha calificado la situación como “esperpéntica” donde el Consell de Mallorca está decidido a actuar de forma “totalmente ilegal” y donde Company “no se puede lavar las manos”, por lo que pidió a la Dirección General de Calidad Ambiental que “haga los estudios pertinentes para informar sobre los peligros que puedan tener para la salud pública estos residuos que llegarán en los próximos días”.

Mercedes Garrido ha explicado que “tratar residuos de fuera no está permitido por el contrato firmado con la empresa concesionaria”, por lo que se debería modificar el contrato entre el Consell de Mallorca y Tirme para tratar estos residuos, como certificó el informe del Secretario de la institución.

En el escrito presentado, los socialistas solicitan que tomen las medidas pertinentes para “evitar la ilegalidad que supone que en los próximos días lleguen residuos de fuera para ser tratados sin haber modificado el contrato con la empresa concesionaria”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.