En Palma la agencia municipal de búsqueda de empleo aplica la reforma laboral para despedir a 4 de sus trabajadores

El Grupo Municipal PSIB-PSOE denuncia que el Ajuntament de Palma ha empezado a aplicar la reforma laboral para despedir a trabajadores públicos. En concreto, el consejo rector de la Agencia de Desarrollo Local Palma Activa ha aprobado hoy el despido de cuatro trabajadores indefinidos, promotores laborales, alegando causas económicas, en aplicación del Real Decreto-ley 3/2012 de medidas urgentes para la reforma del mercado laboral y del Real Decreto 1483/2012, que regula los procedimientos de despido colectivo, suspensión de contratos y reducción de jornada.

Los socialistas han expresado hoy su preocupación “ante el precedente que sienta esta medida, ya que se trata de la primera ocasión en que un organismo municipal acude a la reforma laboral para despedir personal”. Así lo ha manifestado la representante socialista en Palma Activa, la regidora Guadalupe Pulido, que ha votado en contra.

“El PP se ceba con el organismo municipal dedicado a ayudar a los parados a encontrar trabajo y a los emprendedores a montar su negocio. El goteo ininterrumpido de despidos que ha supuesto la supresión de los servicios de atención y orientación a las personas en situación de desempleo continua ahora con el despido de cuatro promotores laborales a los que se les aplica además la reforma laboral” señala Pulido.

En concreto, las causas económicas en las que el gobierno del PP justifica el despido nacen precisamente en la disminución de transferencias corrientes en 2012 por parte del Ajuntament de Palma a Palma Activa y la reducción del presupuesto para 2013 en 1,6 millones de euros. De esta manera según el informe económico “concurren las circunstancias necesarias que justifica la situación de insuficiencia presupuestaria sobrevenida y persistente para la financiación de los servicios públicos”.

Los socialistas denunciaron en el pleno del pasado mes de noviembre el peligro que suponía la reducción de las transferencias del Ajuntament a sus organismos autónomos y empresas en los presupuestos de 2013 como excusa para la aplicación de la reforma laboral, bien en el caso de expedientes de regulación de empleo, bien en el caso de despidos individuales. En aquel momento, el PP votó en contra de la propuesta del PSIB-PSOE que rechazaba el contenido de la reforma laboral e instaba al equipo de gobierno a asumir el compromiso de no presentar ningún expediente de regulación de empleo en las empresas, organismos y entes municipales.

El caso de Palma Activa es especialmente grave desde que gobierna el PP, cuya primera medida fue paralizar la contratación de 346 desocupados de larga duración financiada por el Govern. Con posterioridad se procedió a no renovar el contrato a 29 orientadores laborales, dejando sin servicio a unos 4.000 usuarios.

Los actuales responsables de Palma Activa no han optado tampoco a los programa del Servei d’Ocupació de les Illes Balears, SOIB, que sí ha realizado diversas convocatorias en este tiempo. A ello se suma la “caída significativa” de las transferencias corrientes que debía recibir Palma Activa, entre otra cosas debido a la modificación de crédito realizada el pasado mes de noviembre por el PP en la que reducía en 246.443,25 euros la aportación del Ajuntament a Palma Activa para pagar intereses bancarios y el alquiler del parque de bomberos, entre otros. Esta misma modificación de crédito se utiliza ahora como parte de la justificación de los despidos.

A todas estas medidas se añade ahora el despido en aplicación de la reforma laboral de cuatro trabajadores indefinidos, estableciendo un preocupante precedente para los trabajadores públicos del Ajuntament de Palma.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.