Restauración PIMEM pide una rebaja de la presión fiscal a los negocios que abran todo el año

El año 2012, trajo “cierta mejoría” para el sector de la restauración respecto a 2011, alentado por los buenos datos de llegada de turistas pero los beneficios del sector siguen en cotas bajas debido al incremento del ‘todo incluido’ y a una importante caída de turistas nacionales, según expresa Alfonso Robledo, presidente de Restauración PIMEM.

El representante de la patronal considera que la situación actual exige que se tomen medidas desde el sector público, tendentes a contribuir a la consolidación del sector económico que representa, y orientadas a incentivar la apertura de locales durante todos los meses del año.

En este sentido, el presidente de Restauración-PIMEM considera que desde la administración pública se deben tomar medidas para aliviar la presión fiscal y alentar de esta manera el crecimiento en el sector de Restauración, para que las buenas cifras de llegadas de turistas no sólo beneficien al sector hotelero. Concretamente propone la reducción de tasas e impuestos para aquellos negocios que abran todos los meses del año, como por ejemplo en el caso de las contribuciones de basuras, agua, ocupación de terrazas y seguridad social.

Sobre la tendencia de la actividad, Robledo explica que si bien el sector de la Restauración sigue trabajando más, los precios de los servicios han bajado considerablemente y, por consiguiente, la facturación. Destacó que son los turistas españoles los que más gastos realizan en cafés, bares y restaurantes, así que las estadísticas negativas que este viajero ha mostrado en 2012 -en lo referente a viajes y gasto- se ha notado mucho en el volumen total del negocio. Cabe destacar que, de acuerdo con datos del Instituto de Estudios Turísticos en su informe de coyuntura del IV trimestre de 2012, la evolución de los viajes totales realizados por los residentes en 2012 pasó del 2,3% en enero, al 0,2% en marzo; entrando en senda negativa de abril (-0,7%) a julio (-1,3%), con un mínimo en mayo del -1,6%. Este documento también señala que el gasto asociado a este segmento de turistas registró caídas tendenciales, continuando la senda negativa iniciada a comienzos de 2009, aunque con mayor intensidad en el descenso, con un máximo de retroceso cercano al -8% interanual en marzo, abril y mayo de 2012.

Agregó Robledo que también ha afectado la recuperación de su sector la eliminación de la paga extra de los funcionarios y el resto de medidas de austeridad asumidas por las administraciones públicas.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.