A Isern tampoco le gusta la importación de residuos pero “no hay otra solución”

El alcalde de Palma, Mateo Isern, ha reconocido que la importación de residuos a Son Reus “no es la solución ideal, ni le gusta a nadie” pero ha admitido que no han encontrado “otra” por lo que ha mostrado su “compromiso en firme” con la oposición de trasladar “a donde haga falta” sus soluciones si “son alternativas viables y no demagógicas”.

Isern se ha expresado así este martes en un pleno extraordinario de Cort donde ha señalado que no le gusta tener que importar residuos pero ha dicho no ha habido “otra manera” a la hora de renegociar el contrato con Tirme –la empresa concesionaria– ya que “si no se actúa, la tasa tiene que aumentar”.

El primer edil ha dicho, en la sala de plenos del consistorio palmesano, que el problema está en que hay “un contrato que exige, en caso de no actuar, un aumento de la tasa de incineración brutal de entre 70 y 100 euros por cada familia y que continuará”.

Así, ha argumentado que aunque la importación “no es la solución ideal, ni le gusta a nadie”, es “consciente” de que el PP “es capaz de afrontar los problemas” y “darles una solución, aunque no sea maravillosa ni impecable”.

En este sentido ha dicho que hasta el momento “es la única que hemos encontrado para frenar el problema” y ha anunciado su “máxima predisposición” para “trasladar donde haga falta” soluciones alternativas viables” provenientes de los grupos de la oposición.

NO SE HA APROBADO EL ÚNICO PUNTO DEL ORDEN DEL DÍA

Cabe destacar, que el único punto de la sesión extraordinaria, realizada a petición de los grupos de la oposición, y que tenía como objetivo “denunciar el grave impacto que tendrá la importación de residuos”, así como “lamentar la actitud del alcalde al no defender los intereses de los ciudadanos”, no ha sido aprobado.

La portavoz socialista en el Ayuntamiento, Aina Calvo, ha reprochado –en respuesta a las declaraciones del teniente de alcalde de Medio Ambiente y presidente de Emaya, Andreu Garau, que “de más de 200 incineradoras en Europa, ya es mala pata que nos toque en Palma”.

Garau ha dicho que en países como Francia hay 139 incineradoras, en Países Bajos 11 y que ni en Grecia, Bulgaria y Rumanía hay y no porque tengan un “modelo de reciclaje”, sino porque siguen utilizando “vertederos” por lo cual ha considerado que el modelo de incineración implantado en Baleares es algo “necesario”.

Por otra parte, ha habido cuatro intervenciones ciudadanas de la Federación de Asociación de Vecinos de Palma, del Gob, de la Unión de Asociaciones de Mallorca y de La Defensa que han remarcado los puntos, que para ellos son negativos respecto a la iniciativa del Consell de Mallorca.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.