Air Berlin recortará 900 puestos de trabajo y reducirá su flota de aviones

Air Berlin ha anunciado este martes que recortará 900 puestos de trabajo, un 10% del total de 9.300 trabajadores que forma la plantilla, y reducirá su flota otro 10%, pasando de 158 a 142 aviones, en el marco de su programa ‘Turbina’, que incluye iniciativas para ahorrar 400 millones de euros a finales de 2014 y alcanzar así la rentabilidad y un “resultado perdurable competitivo”, informó la aerolínea en nota de prensa.

El plan integral, de dos años duración, busca garantizar “garantizar que la segunda aerolínea más grande de Alemania se centra en sus principales mercados, sobre la base de un modelo de negocio riguroso”.

“El programa cubre todas las áreas de operación y las relaciones con los socios de negocios. También consiste en cortar unos 900 puestos de trabajo, donde la posibilidad de despidos no puede ser excluida”, detalló la compañía.

De esta forma, señaló que el programa se extenderá a través de todas las divisiones con el objetivo de “acelerar la optimización de su red, la flota y los horarios”, incluyendo un adelgazamiento de la administración y de los procesos de trabajo.

Air Berlin busca con estos cambios “operaciones eficientes y una mejor relación coste-eficacia” con una “oferta atractiva, inteligente” para hacer una aerolínea “rentable y lograr un futuro sostenible”.

Las reuniones con los representantes del personal para discutir el programa de reestructuración, que incluye el recorte del 10% de la plantilla y otras medidas previstas de personal “ya han comenzado”, explicó Air Berlin, que aseguró que pondrá en práctica ‘Turbina” en conjunto con los empleados “sobre la base de un diálogo constructivo con los representantes de los trabajadores”, al que dará “prioridad durante los próximos meses”.

REDUCCIÓN DE FLOTA

Los elementos que componen ‘Turbina’ incluyen la red y optimización de flotas, concentrándose en las “rutas rentables y el aumento de frecuencias de vuelos en los principales mercados”, por lo que se procederá a una reducción de la flota de 158 aviones a 142 en el año en curso.

Las medidas van encaminadas a fortalecer la posición de la aerolínea en su mercado principal, como en la región que comprende Alemania, Austria y Suiza, y no habrá más vuelos a Palma de Mallorca.

Asimismo, los centros de operaciones en Berlín y Dusseldorf, con sus servicios de larga distancia se han ampliado, y los aeropuertos de Viena, Hamburgo, Munich, Zurich y Stuttgart mantendrán su función como estaciones principales dentro de la red de rutas de la compañía.

Además, Air Berlin tiene previsto concentrar sus contactos con los clientes en una sección de atención al cliente única, para ofrecer “más oportunidades técnicas de auto servicio y para proporcionar las tan mejoradas instalaciones de clase ‘business’ en vuelos de largo recorrido”, añadió.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.