El Govern mantendrá el número de profesores y sus retribuciones el año que viene

El conseller de Educación, Cultura y Universidades, Rafael Bosch, ha anunciado este martes que el sistema de cálculo de cuotas para el año que viene será el mismo, por lo que “el número de profesores será similar, así como sus retribuciones”, y ha asegurado que no tiene previsto “ninguna reducción significativa”, ya que los ajustes se han realizado “para garantizar la nómina y el complemento retributivo de Baleares”.

Tras la reunión de la mesa sectorial de educación, a la que han asistido los representantes sindicales de CCOO, UGT, STEI y ANPE y que ha proseguido sin la presencia del conseller, Bosch ha afirmado que, aunque podrá haber un profesor más o menos en función del número de unidades optativas o de distribución, la cuota se mantendrá, puesto que “la población educativa escolar está prácticamente estabilizada y en ligero crecimiento en post-obligatoria”.

El conseller de Educación, que ha calificado la reunión como “muy provechosa”, ha avanzado además que este mismo mes se producirá el pago de una parte de la deuda pendiente para gastos de funcionamiento de centros públicos, así como una de las partidas destinada a transporte escolar, y ha añadido que las deudas con otros programas se abonarán a medida que el Govern balear disponga de liquidez.

Respecto a los decretos de tratamiento de lenguas, de símbolos y de convivencia en las aulas, Bosch ha apuntado que seguirán la tramitación ordinaria y ha admitido que se negocien en la mesa sectorial, por lo que ha avanzado que habrá futuras reuniones, “ya que las circunstancias son complicadas”, aunque ha destacado su voluntad por alcanzar “un diálogo más fluido”.

Por su parte, la presidenta de la Junta de personal, María Antonia Font, ha opinado que mantener la cuota de profesorado y las mismas horas lectivas no es una buena noticia, porque ha habido “una reducción considerable”, de 600 interinos respecto al curso pasado, han aumentado los alumnos y por tanto, “lo bueno sería volver a contratar a estos trabajadores públicos que están en la calle”.

Font ha asegurado que no es un problema para los profesores, en el contexto de la crisis económica, hacer más horas de clases, pero sí lo es el despido de compañeros, “que es muy preocupante”, y ha lamentado también que Bosch no haya aportado “información relevante” al respecto durante la reunión.

En ese sentido, la presidenta de la Junta de personal ha señalado que la mesa de este martes ha sido informativa y ha pedido que sea negociadora, puesto que, a pesar de que la Conselleria alega que los representantes sindicales ya tienen representación en el Consejo Escolar de Baleares, ha recordado que se trata de un órgano consultivo.

Font ha valorado el compromiso de Bosch de introducir el decreto de tratamiento de lenguas en la negociación de la mesa sectorial, ya que “modifica las condiciones de trabajo del profesorado”, y desde el STEI se ha solicitado su retirada, ya que, tal y como le han recordado a Bosch, han recogido “ya muchas hojas de firmas” de centros docentes en contra de la puesta en marcha del anteproyecto.

Los sindicatos han criticado la ley de símbolos y la de convivencia en las aulas, puesto que “en lugar de dignificar la profesión, ponen en cuestión el papel del profesorado en los centros” y han considerado que el Govern debe apoyar a los docentes, “que hacen un sobresfuerzo para suplir las carencias de la Administración”, en lugar de cuestionar si adoctrinan o no.

Font ha sentenciado que defender la lengua y la cultura catalana “no es hacer ningún adoctrinamiento en las aulas” y ha manifestado que “la ley de símbolos provoca risa e indignación” y “roza el límite del ridículo”, porque ya existen leyes establecidas para las banderas, los símbolos institucionales.

La presidenta de la Junta de personal ha subrayado que en los centros se defiende el medio ambiente, la igualdad de las mujeres, la ecología y la lengua y las culturas propias, “que son luchas legítimas y causas justas”.

Por último, Font ha advertido de que, si las cosas no cambian, “las movilizaciones cada vez irán a más”, ante “los ataques” tanto del Gobierno central, como del autonómico.

Por su parte, ANPE ha destacado que el conseller de Educación está estudiando la posibilidad de convocar oposiciones para este curso escolar entre el colectivo de profesores.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.