Cospedal defiende la “claridad diáfana” de las cuentas del PP

La secretaria general del Partido Popular, María Dolores Cospedal, ha insistido hoy, tajantemente, en que “la contabilidad en el Partido Popular es clara, diáfana y está auditada favorablemente por el Tribunal de Cuentas”.

Es más, la dirigente popular ha subrayado que, tras las últimas informaciones conocidas acerca de las cuentas personales en Suiza del extesorero nacional del PP, Luis Bárcenas, “encargué a la actual tesorera del partido revisar toda la contabilidad del PP y está completamente legalizada”.

Durante dos entrevistas esta mañana en Cadena Cope y Onda Cero, Cospedal ha insistido que, no obstante, “una cosa son las cuentas del PP y otra las que una persona tenga a su nombre”. “Los primeros sorprendidos de la existencia de la famosa cuenta en Suiza de Luis Bárcenas somos el Partido Popular”, ha destacado la secretaria general, una cuenta de la que, ha asegurado, “tuvimos constancia a través de los medios de comunicación y ha sido una sorpresa muy desagradable”.

En relación a la información aparecida en los medios de comunicación, María Dolores Cospedal ha señalado que “las remuneraciones que se han producido con anterioridad, y que se producen ahora en el PP, según me consta, son absolutamente regulares”. “En el PP no hemos aceptado ni el chantaje ni la amenaza de nadie”, ha aseverado la secretaria general y ha recordado que fue precisamente a propuesta del Partido Popular, que se aprobase “la reducción de la asignación de dinero público a los partidos en un 40%”.

En este sentido, Cospedal ha subrayado que en ningún momento ha hablado con Mariano Rajoy del asunto de los sobresueldos “porque nunca me ha constado que así haya sucedido”. “Al asumir mi cargo como secretaria general, mi presidente me dio libertad para gestionar los asuntos internos de esta casa y decidí hacerlo con el estricto cumplimiento de la ley de forma escrupulosa, con transparencia y pulcritud en las cuentas”, ha insistido.

“Una parte no puede enjuiciar al todo”
Cospedal ha explicado que en su día, cuando se conoció que Luis Bárcenas estaba inmerso en un proceso judicial, “dejó de ser tesorero, senador y militante del Partido Popular”, ya que “todas aquellas personas que tienen una representación política y actúan irregularmente, tiene que asumir sus consecuencias”, una decisión que “hay que reconocer a nuestra organización”.

En último orden de cosas, la secretaria general del PP ha afirmado “tener la conciencia muy tranquila” y ha insistido en que “la inmensa mayoría de los políticos somos gente honrada, pero comprendo la indignación ciudadana porque yo también me indigno”, aunque “una parte no puede enjuiciar al todo”, ha concluido.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.