UGT y CCOO se oponen al despido de 81 trabajadores como alternativa al cierre de hospitales

Los sindicatos UGT y CCOO han votado en contra del Plan de reordenación de Recursos Humanos del Complejo Hospitalario de Mallorca presentado por el Ib-Salut en la Mesa Sectorial de Sanidad oponiéndose así al despido de 81 trabajadores en la sanidad pública de Baleares como medida de ahorro alternativa al cierre de los Hospitales Joan March y General.

En un comunicado, CCOO ha destacado que con su aportación en las Mesas de trabajo, ha conseguido rebajar significativamente el número de personas abocadas a perder su puesto de trabajo, así como establecer un criterio “mucho más transparente en la actuación de la administración sanitaria de la que tiempo atrás cabía esperar”.

Además, ha añadido que sin desmerecer el cambio de actitud de la Comisión Negociadora de la Administración en lo que hace referencia al departamento de Recursos Humanos, “no es menos cierto que nuestras expectativas no se han visto culminadas por la ausencia de información referente al resto de capítulos económicos, que nos hubiera permitido valorar la existencia o no de otros yacimientos de ineficiencia que nos permitieran, mediante su corrección, maximizar los efectos de ahorro económico que permitieran reducir la pérdida de empleo en este proceso”.

Por otro lado, ha criticado que “tampoco hasta hoy hemos podido objetivar las plazas vacantes dotadas presupuestariamente y no cubiertas, que permitieran establecer un mapa de vacantes en el Área Sanitaria susceptibles de ser cubiertas por el personal excedente del presente plan de Reordenación, antes de proceder a la finalización de interinidades”.

Asimismo, CCOO ha anunciado que seguirá trabajando en la línea de conservación del máximo empleo posible y sobre la transparencia de las decisiones que tanto hoy como en el futuro se adopten. Finalmente, pide que se fije un plazo de alegaciones para la comprobación de puntuaciones.

Por su parte, UGT ha aseverado que a pesar de su “satisfacción” al lograr junto al resto de organizaciones sociales y sindicales un cambio de actitud del Govern respecto al mantenimiento de los Hospitales, considera “perverso” el despido de 81 trabajadores como medida de ahorro alternativa al cierre de los Hospitales Joan March y General.

De este modo, recalca que con su propuesta, demuestra que “no es necesario ni un solo despido para lograr los objetivos de ahorro que pretende la Administración”, ya que, a su juicio, “se pueden lograr mejorando la gestión y optimizando el 100% de los recursos existentes”.

PROPUESTA DE UGT

Para ello, aboga por dinamizar y agilizar el drenaje de pacientes ya diagnosticados en los Hospitales de agudos o en los servicios de atención primaria, hacia los Hospitales Socio-sanitarios, con el objetivo de conseguir “una reducción considerable de costes”.

Asimismo, apuesta por la apertura del Hospital Virgen de la Salud como Hospital público de larga estancia, potenciando la utilización de los medios disponibles en los Hospitales Socio-sanitarios, como los servicios de radiología, infrautilizados actualmente.

UGT también defiende potenciar las unidades de rehabilitación y las consultas externas de los Hospitales socio-sanitarios, así como la atención domiciliaria de cuidados paliativos y a los pacientes pluripatológicos crónicos, y el servicio de estomatología, que ya existe en el Hospital General, para “ampliar y mejorar la atención a la ciudadanía”.

“Todas estas medidas contribuirían, además, a la reducción sistemática de las listas de espera sanitaria, contribuyendo a la descongestión y eficacia del resto de hospitales”, ha recalcado UGT, que ha criticado la “falta de voluntad política para evaluar otras alternativas viables y las profundas motivaciones ideológicas de la decisión de cerrar los Hospitales Joan March y General”.

1 Comentario

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.