Inician los trámites para vender el hotel del Palacio de Congresos de Palma

La sociedad Palau de Congressos S.A. ha iniciado hoy los trámites para realizar una modificación del Plan General de Ordenación Urbana de Palma con el objetivo de separar urbanística y jurídicamente el Palau de Congressos y el hotel para hacer posible su venta. La portavoz socialista en el Ajuntament de Palma, Aina Calvo, considera que “se inicia así un camino de alto riesgo para los intereses públicos”, por lo que reclama “máxima prudencia y transparencia”. “Un camino al que nos ha llevado la incapacidad del PP por no hacer valer los derechos de los ciudadanos de Baleares a la hora de reclamar los fondos estatutarios” apunta.

La información sobre la nueva vía que van a iniciar Govern y Ajuntament de Palma se ha trasladado hoy a los portavoces de la oposición, después de la parálisis en la que se encuentra el proyecto desde el concurso para su construcción y explotación quedara desierto hace un año.

Desde el reconocimiento de que la situación actual, de parálisis del proyecto y paralización de las obras, es la peor para los ciudadanos, Aina Calvo, ha agradecido la información facilitada por el gobierno municipal sobre posibles soluciones de futuro, pero ha reclamado que “este futuro no tiene que pasar por la renuncia al dinero de los fondos estatutarios que le corresponden a Baleares”.

La venta del hotel del Palau de Congressos es, según la portavoz del PSIB-PSOE en el Ajuntament de Palma, Aina Calvo, “una salida desesperada ante la incapacidad política del president Bauzà y del alcalde Isern para defender lo que es de todos, los fondos estatutarios que le corresponden a Baleares, rendidos al incumplimiento de una ley orgánica que ni siguiera han denunciado”.
La portavoz del PSIB-PSOE ha querido mostrarse prudente ante el nuevo escenario que se plantea, ya que todavía existen muchas dudas e incógnitas sobre la operación, tanto desde el punto de vista jurídico, como urbanístico y económico. ¿Se pondrá a la venta únicamente el hotel? ¿cuál será la fórmula para ello? ¿Está garantizada la finalización de las obras? ¿Tendrán que aportar más dinero las administraciones públicas? ¿Cómo compensará el Govern al Ajuntament de Palma las aportaciones que ha hecho de más, tanto en solares como económicas?

Por todo ello, Calvo reivindica “la máxima transparencia durante el proceso que ahora comienza y la máxima garantía de defensa del interés general. Estaremos vigilantes porque la ciudad no puede seguir perdiendo”.

En especial, los socialistas se muestran beligerantes a la hora de rechazar el maltrato que supone para los ciudadanos de Baleares renunciar a 400 millones de euros que le corresponden en fondos estatutarios. Mientras el Estado invierte en otras comunidades e infraestructuras en la península, el president Bauzà y el alcalde Isern han mostrado su incapacidad para conseguir financiación para una infraestructura cuya puesta en marcha sería capaz de generar actividad económica, recuerdan.

En este sentido, Calvo ha lamentado que “la opción de venta sea la consecuencia directa de la renuncia explícita de los actuales gobernantes a defender los derechos de los ciudadanos de Baleares y del incumplimiento de una ley orgánica como es el Estatuto de Autonomía. Una renuncia que ni Palma ni los palmesanos se merecen”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.