Barceló cierra un 2012 expansivo y emprenderá importantes reformas en 2013

Después de un 2011 en el que Barceló Hotels & Resorts sólo abrió 1 hotel, debido a la ralentización de la expansión fruto de la crisis, la cadena ha cerrado 2012 aferrada de nuevo a la senda del crecimiento y con un total de 8 nuevos hoteles en España (1), República Checa (2), Alemania (1) y un nuevo e importante destino: Italia (4).

Gracias a ello la cadena ha empezado 2013 con una oferta global de 140 hoteles y cerca de 38.000 habitaciones en 16 países.

El 2013, un año importante para las reformas:

Para este año la cadena ya tiene confirmada la apertura de 2 nuevos establecimientos, uno en el sur de Italia –el Barceló Simeri Village- y otro en Grecia –el Barceló Hydra Beach Resort- y, además, mantiene conversaciones que podrían tener como resultado la firma de nuevos contratos, especialmente en la Cuenca Mediterránea.

Pero aparte de eso lo que es seguro es que 2013 será un año importante para la reforma de algunos de los hoteles más emblemáticos del grupo. Así la empresa tiene previsto renovar 6 hoteles de México y España. Los elegidos son el Barceló Sants (Barcelona), que fue el primer hotel urbano de la cadena y que tras más de 1 año de reformas culminará su renovación antes del verano; el Barceló Nervión (Bilbao); el Barceló Montecastillo Golf (Cádiz); muy conocido en el mundo del golf y en el del turismo deportivo –la selección nacional china de fútbol acaba de hacer la pretemporada en sus instalaciones-; y el Barceló Castillo Beach Resorts (Fuerteventura), que concluirá la mejora de sus zonas nobles, ideales para el turismo familiar. Los otros 2 hoteles que van a beneficiarse de importantes mejoras son el Barceló Maya Beach y el Barceló Maya Caribe, los 2 primeros establecimientos de los 5 que se construyeron en el complejo Barceló Maya Beach Resort (Riviera Maya, México).

Exitosa implantación de novedosos conceptos hoteleros:

Por todos es conocido que la industria hotelera es, a pesar de su relativa juventud, una de las que más rápido ha evolucionado y, año tras año, al son del aumento de las exigencias de los viajeros, cuya experiencia es cada vez mayor, la creación de novedosos conceptos y tendencias se suceden.

Si hace muchos años fue la incorporación a las habitaciones de instrumentos como el minibar, el aire acondicionado o el teléfono directo; y más tarde la creación de sofisticados productos como los grandes complejos todo incluido del Caribe, dónde la hostelería española es todo un referente; la tendencia actual busca, por un lado, la segmentación de los hoteles por nichos de mercado, y, por otro, la polivalencia.

En el primer aspecto se enmarcarían los conceptos de “adults only hotels” -hoteles sólo para adultos- y de “princesas por un día” que en 2012 Barceló Hotels & Resorts implantó con gran éxito en algunos de sus hoteles; y en el segundo el concepto de “urban beach hotels” –hoteles de diseño ideales tanto para ocio como para negocio- .

En el caso de los hoteles sólo para adultos, de los que la cadena dispone de 6 establecimientos –Barceló Illetas Albatros (Mallorca), Barceló Hamilton Menorca, Barceló Estepona Thalasso Spa (Málaga), Barceló Corralejo Bay (Fuerteventura), Barceló Jandía Club Premium (Fuerteventura) y Barceló Bávaro Beach (República Dominicana)- , el objetivo fue aprovechar algunas áreas dónde se disponía de varios hoteles para destinar uno exclusivamente al turismo adulto, adaptando sus instalaciones y sus servicios y productos a un tipo de cliente más exigente en temas como la gastronomía, la oferta de salud y belleza, o una animación más selecta y sofisticada, lejos del bullicio infantil. Desde entonces, por ejemplo, en hoteles como el Barceló Illetas Albatros el índice de satisfacción de los clientes ha registrado notables aumentos.

Paralelamente se encuentran los hoteles puramente familiares como el Barceló Punta Umbría Beach Resort (Huelva), que han llevado a cabo acciones como la implantación del concepto de “princesas por un día” para mimar de manera muy personalizada a las niñas de las familias alojadas en el hotel, y a las que viven en el entorno, sabedores de que su opinión influye cada vez más en la elección del destino para realizar las vacaciones familiares y, en la voluntad de repetir estancia gracias a ese vínculo que genera fidelidad.

Por último se encuentra el concepto de los “urban beach hotels” que, acompañados de la correspondiente reforma de sus instalaciones, ha permitido a algunos hoteles antaño puramente vacacionales adaptarse a las necesidades y gustos del turismo de reuniones y convertirse en modernos hoteles mixtos y de diseño, capaces de satisfacer por igual a los clientes de ocio como a los de negocio. Gracias a ello hoteles como el Barceló Illetas Albatros ha conseguido ampliar su época de apertura a casi todo el año -antes sólo estaba abierto en verano- y, lo más importante, ha podido aumentar su precio medio y sus ingresos.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.