Madrid y Barça se enfrentan en “el mejor partido del mundo”

Karim Benzema, delantero internacional francés del Real Madrid, se negó a conceder el papel de favorito al Barcelona en las semifinales de Copa del Rey, pese a que para su primer capítulo el equipo de José Mourinho acuda con las importantes bajas de Iker Casillas, Sergio Ramos, Pepe, Coentrao y Di María.

“Para nosotros el Barcelona no es favorito. Es un gran equipo pero nosotros también estamos muy bien y listos para este partido. Sabemos que va a ser un encuentro muy difícil que ojalá ganemos”, aseguró en rueda de prensa el delantero madridista.

Benzema aseguró que no está conforme con la rotación que Mourinho hace con sus dos nueves, concediéndole un partido a él y otro al argentino Gonzalo Higuaín.

“Quiero jugar más. No conozco un jugador que le guste ir al banquillo. Soy un delantero y es normal que quiera jugar más, él (Higuaín) también lo quiere, es decisión del entrenador y hay que continuar trabajando para jugar”, manifestó. Y destacó que es buena la recuperación de Higuaín para aumentar la competencia. “Que esté bien es bueno para el club y para la competencia. Vamos a continuar trabajando los dos para jugar más. Es bueno para todos”.

Feliz por volver a disputar un clásico, Benzema espera un ambiente de gala este miércoles en el Santiago Bernabéu y admitió que últimamente a su equipo se le da mejor jugar en el Camp Nou. “Es el mejor partido del mundo porque Barcelona y Real Madrid son dos equipos muy buenos. Siempre es un partido muy difícil, el ambiente está muy caliente para un partido muy bonito”, dijo.

“Siempre son dos partidos diferentes. Ahora primero jugamos en casa y trataremos de jugar bien, pero la verdad es que cuando jugamos en Barcelona lo estamos un poquito mejor, no perdemos y no se por qué”, agregó. Destacó la mejoría del Real Madrid en los clásicos desde la llegada de Mourinho: “año a año estamos mejor”; y admitió que sin Casillas, Ramos, Pepe, Coentrao y Di María será un examen más duro.

“Es mejor jugar con ellos seguro, pero somos un buen grupo y vamos a intentar ganar mañana”. En el pulso de los dos mejores jugadores del mundo, entre el argentino Leo Messi y el portugués Cristiano Ronaldo, Benzema se quedó con su compañero. “Son dos grandes jugadores pero para nosotros el mejor es Cristiano. Es bueno para nosotros que esté en el Real Madrid”. Y desmintió que haya problemas en el vestuario madridista. “Nosotros estamos unidos, no hay problemas entre nosotros y el entrenador. Por eso no se quien dice que los hay porque no es verdad”.

Por último, mostró su deseo de repetir el éxito de la última eliminatoria ante el Barcelona. “Hicimos un gran partido en el Bernabéu en la Supercopa. Ojalá mañana se repita”. Y confirmó que el brasileño Marcelo ya está en buen tono físico para jugar. “Es un poquito difícil para él pero después de tres meses sin jugar ahora está listo y preparado para jugar más. Es bueno para el equipo que este aquí”.

El asistente técnico azulgrana, Jordi Roura, ha considerado que las bajas con las que el Real Madrid afronta el clásico copero le convierten en un rival “aún más peligroso”, y no ha dudado en que la portería estará “cubierta “sobradamente” sea quien sea el sustituto del lesionado Iker Casillas.

En una rueda de prensa en la ciudad deportiva, el segundo preparador del Barça, que ocupará el banquillo visitante en el lugar del ausente Tito Vilanova, ha demostrado en todo momento una gran cautela ante la delicada situación actual del Real Madrid.

“El Madrid, con la entidad que tiene y la plantilla tan extensa, el hecho que tenga bajas de jugadores importantes no creo que les condicione. Espero un Madrid intenso, difícil y que no diferirá demasiado del Madrid de siempre, un equipo supercompetitivo, pese a las bajas que tiene”, ha dicho Roura.

A pesar de las bajas de Pepe, Ramos, Coentrao, Di María e Iker Casillas, que el técnico ha admitido que son “de un peso importante”, ha matizado que sus sustitutos serán “de un nivel altísimo”, por lo que espera el mismo Madrid “de siempre”. Especialmente bajo palos: “El Madrid tiene la baja de Iker, que no vamos a descubrir a Casillas, es un gran portero, pero cuando el tiene en su plantilla a Adán es porque es de gran categoría, sino no estaría ahí, y en cuanto a Diego López, todos conocemos que es un portero de dilatada trayectoria en Primera”.

“Juegue quien juegue, la portería del Madrid estará sobradamente cubierta”, ha recalcado Roura, quien no ha querido desvelar si Pinto, portero habitual en Copa, sentará esta vez a Valdés. “Prefiero no decir nada ahora. En cualquier caso, el portero que ponga cada equipo será porque cree que es lo mejor para su equipo”.

Respecto al Barcelona, Roura ha insistido en que intentará ser el equipo “que ha sido siempre, a intentar ganar el partido en un campo tan difícil, imponer nuestra forma de juego y lograr un resultado positivo para la vuelta”. “Me encantaría que todo quedara resuelto a favor nuestro, pero la realidad y la experiencia es que ante estos grandes equipos es difícil que quede solventado. Hasta el partido de vuelta no estará resuelta”, ha reconocido el preparador.

Repitiendo que la distancia liguera de poco sirve al ser torneos “absolutamente distintos”, ha recordado que “siempre que ha habido un partido de esta índole en que un equipo parece llegar más relajado, el apurado es el que acaba sacando mejor resultado”. “Precisamente por esas circunstancias, si cabe, el Madrid es más peligroso. Tiene una gran plantilla, tiene un auténtico equipazo y en su campo va a ser dificilísimo. Si es que realmente está mal, aún serán más peligrosos”, ha advertido.

Preguntado sobre si espera un Madrid menos marrullero por la ausencia de Pepe, Roura ha asegurado que espera “un partido sea intenso, competido, pero siempre en los límites que deben presidir estos acontecimientos. El Madrid siempre va a jugar a fútbol, cada cual con su estilo, pero nunca de forma marrullera”.

El técnico ha apuntado además que “no existe fórmula ni varita mágica” para tratar de detener a Cristiano Ronaldo, un “gran jugador que lo normal es que consiga marcar goles” al Barcelona, ya que lo “anormal” era su sequía anotadora hasta hace pocos clásicos.

Por último, Roura ha desvelado sus sensaciones antes de ocupar el banquillo en el Santiago Bernabéu: “Estoy aquí porque mi jefe y mi amigo (Tito) está en una situación complicada y estamos entre todos sacándolo adelante”. “Tengo un carácter bastante tranquilo para estas cosas, las afronto con toda la tranquilidad que se puede afrontar un partido así. Es un partido más y al final yo no juego, sino los jugadores, que son extraordinarios y eso me da cierta tranquilidad. Pero no deja de ser solo un partido de fútbol”, ha sentenciado.

El Barcelona acudirá este miércoles al primer asalto del duelo copero ante el Real Madrid con todas sus estrellas disponibles, ya que únicamente se han quedado fuera de la convocatoria los canteranos Cristian Tello, Isaac Cuenca y Martín Montoya.

La lista de convocados del equipo azulgrana para el clásico de Copa del Rey la componen diecinueve jugadores: los metas Pinto y Valdés, los defensas Alves, Puyol, Piqué, Mascherano, Bartra, Adriano y Jordi Alba, los centrocampistas Xavi, Iniesta, Thiago, Busquets, Fàbregas y Song, y los delanteros Pedro, Messi, Alexis y Villa.

El Barça se ha ejercitado en la ciudad deportiva con todos los jugadores disponibles, en un grupo del que ha formado parte Marc Muniesa, mientras que Jonathan Dos Santos ha llevado a cabo ejercicios de recuperación en el gimnasio.

El Real Madrid completó su segundo entrenamiento antes de disputar la ida de semifinales de Copa del Rey ante el Barcelona, en una sesión en la que de nuevo el técnico José Mourinho cuidó al detalle el aspecto físico, y no trabajó con todos sus jugadores juntos para preparar el clásico.

Buscando el descanso de jugadores importantes, Mourinho mantuvo fuera del grupo a Ricardo Carvalho, Cristiano Ronaldo, Luka Modric, Mesut Özil, Michael Essien y Gonzalo Higuaín. Se ejercitaron junto a los canteranos Nacho Fernández y Álvaro Morata a las órdenes de Rui Faria. El resto de la plantilla sí estuvo con José Mourinho con una sesión de más carga de trabajo, en el entrenamiento que el Real Madrid completó a puerta cerrada en la ciudad deportiva de Valdebebas.

Mourinho no podrá contar para la ida de las semifinales coperas con jugadores importantes como Iker Casillas y Pepe, bajas por lesión, más Sergio Ramos, Fabio Coentrao y Ángel Di María sancionados. Sus ausencias provocan cambios en el equipo titular, con novedades que aún no ha comunicado a sus jugadores.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.