Meliá consigue en Magaluf crear 300 nuevos puestos de trabajo y mantener abierto hasta noviembre

Meliá Hotels International presentó ayer en el foro “Green Hotel & Tourism Solutions”, celebrado en el marco de FITUR, el balance de la primera fase de un revolucionario proyecto que lanzaba hace apenas un año, basado en la reconversión y reposicionamiento de un destino maduro y cansado como Magaluf, en Calviá (Mallorca) a partir de la inversión netamente privada, con el respaldo de las Administraciones Públicas.

Si el año pasado era el Vicepresidente y Consejero Delegado de Meliá, Gabriel Escarrer, junto con el Presidente autonómico balear, José Ramón Bauzá, y el Conseller de Turismo, Carlos Delgado quienes desvelaban las claves de un proyecto turístico innovador y con un gran componente de responsabilidad social corporativa, en esta ocasión fue la Directora de Gestión de Activos de Meliá Hotels International y responsable del desarrollo del proyecto, Lorena Sánchez, quien exponía al sector las claves del mismo, los grandes retos a los que se enfrentaban y, dentro de ellos, los objetivos conseguidos y los desafíos aún pendientes.

Entre los primeros, los logros alcanzados en la primera fase y primera temporada de Calviá Beach Resort, Sánchez destacó la “revolución” de la oferta turística – en su mayoría barata y obsoleta- que ha representado el reposicionamiento de 4 hoteles de la primera línea de playa hacia un segmento lifestyle de calidad, con un precio medio sensiblemente superior y una diversificación del mercado emisor británico tour-operado, antes prácticamente hegemónico en la zona, hacia una clientela europea central y del norte, y también de Rusia y otros países del Este.

Además, ya en esta fase inicial se crearon más de 300 puestos de trabajo nuevos, manteniendo o recolocando los antiguamente existentes en los hoteles, e incluso se consiguió mantener alguno de los hoteles en funcionamiento durante los fines de semana hasta el mes de noviembre, algo que hacía años que no ocurría en Magaluf, y que según la Ejecutiva de Meliá, “debe ser tan sólo el comienzo de la necesaria extensión progresiva de las temporadas”. Lorena Sánchez resumió los hitos alcanzados en 5 grandes grupos de objetivos: integrar Magaluf en su entorno, reposicionar el destino mediante la mejora del área y la oferta, incrementar el valor y la sostenibilidad económica y medioambiental, abrir la zona y el resort al residente actual y futuro y, por último, extender la temporada.

La experiencia de Meliá con este proyecto ha sido reconocida con la “Placa al Mérito Turístico a la colaboración público-privada para la reconversión de destinos turísticos maduros” y ello ha sido también definitivo para que el Grupo Habitat Futura, organizador del Encuentro “Green Hotel & Tourism Solutions” en el marco de FITUR 2013, invitase al grupo a compartirla y divulgarla en un foro que tiene la finalidad de difundir y promover los principios del desarrollo sostenible, definiendo los elementos clave en términos de gestión hotelera sostenible de forma multidisciplinar.

De cara al futuro, Meliá Hotels International mantiene su compromiso con el proyecto y con la zona, y Sánchez explicó así que actualmente, la segunda fase se encuentra en marcha incluyendo actuaciones como la ampliación de la renovación de hoteles, la creación de un gran parque temático familiar y juvenil integrado con un hotel de 422 habitaciones (Sol Katmandu Park & Resort) que incremente el atractivo y diferenciación del destino, y la peatonalización del bulevar que unirá la primera y la segunda y tercera líneas frente a la costa.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.