El mal tiempo obliga a suspender la prueba en la que tomaba parte Pedro Font

Dos semanas atrás, Pedro Font debutaba al volante de un Citroën C2 del equipo PCR Sport en la tercera prueba de este año de las GSeries BPA, y quedaba tan encantado con las sensaciones que uno siente al pilotar sobre nieve, que el balear decidía unirse al equipo catalán y así, compartirá habitáculo con el Campeón de SWRC de 2010, Xevi Pons, en el resto de citas que quedan.

Este pasado viernes el equipo tomaba rumbo a Andorra con el firme objetivo de mejorar los tiempos de la carrera anterior donde Pedro Font firmó un décimo puesto en su primera toma de contacto con la nieve.

El viernes, todo hacía suponer que la carrera de este fin de semana iba a ser espectacular, lució el sol durante toda la jornada y el trazado estaba en perfectas condiciones. Sin embargo el sábado amanecía totalmente nublado con temperaturas muy bajas que en ningún momento pasaron de los cero grados. Durante todo el día estuvo cayendo nieve seca en cantidad, además la ventisca convirtió el trazado andorrano en una zona glacial donde la visibilidad en algunos momentos era prácticamente nula.

Unas condiciones climatológicas muy duras

En la matinal del sábado se disputaban los entrenamientos libres en el Grandvalira Circuit con la particularidad de que en esta ocasión se giraba en sentido contrario del habitual. Pedro Font y el resto de pilotos memorizaban el trazado, pero lo que podían comprobar era la falta de visibilidad del circuito debido a la incesante ventisca.

Por la tarde, cuando se estaban disputando los entrenamientos oficiales, Protección Civil advertía del inminente cierre del Port d’Envalira, por empeoramiento de las condiciones meteorológicas, lo que obligaba a los organizadores a la cancelación inmediata de esta cuarta carrera del campeonato debiendo de evacuar el circuito. De este modo, la G4 quedaba definitivamente cancelada, por lo que las GSeries BPA 2013 constarán únicamente de cinco carreras.

Los comentarios de Pedro Font : “Llegábamos con la moral muy alta a esta carrera, después de nuestra toma de contacto hace dos semanas, tenía muchas ganas de volver a rodar sobre esta superficie, y creía que realmente podía mejorar mis registros. Lamentablemente el sábado el tiempo empeoraba a medida que transcurría el día, hasta el punto que en algunos momentos no podía ver el trazado debido al viento. Finalmente por la tarde la organización tomaba la difícil decisión de suspender la prueba, al estar en entredicho la seguridad de los pilotos, yo particularmente tenía muchas ganas de correr, pero hay que decir que la seguridad es lo primero y a pesar que cuesta mucho dinero estar aquí, la decisión de la organización, fue sin duda acertada.”

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.