La CAEB augura que el PIB balear caerá en 2013 entre un -0,3 y un -0,8%

El presidente de la CAEB, Josep Oliver, vaticina que el PIB balear caerá en 2013 entre un -0,3 y un -0,8%, de forma que ha señalado que no ve la posibilidad de que se cumplan las previsiones positivas del Govern, que augura que la economía de las islas crecerá un 1% este año.

En una rueda de prensa en la que ha presentado el ‘Informe de Coyuntura Económica de Baleares 2012’, Oliver ha indicado que habrá que ver lo que sucede en la próxima subasta de créditos y letras del Tesoro, si bien ha augurado que la reactivación económica no llegará hasta finales de 2014 “con suerte” y si no hay “contratiempos importantes”, ya sean a nivel internacional o nacional.

“Aún estamos inmersos en un arrastre”, ha manifestado el presidente de la CAEB, que ha recordado que la prima de riesgo, “que había avanzado bastante”, ahora ha vuelto a retroceder, aunque ha afirmado que en la senda ya se ven “ligeros movimientos al alza” y que aunque “no existe ninguna duda de que hay que esperar”, parece ser que España está en mitad del ciclo de la crisis y en el caso de Baleares “la solución está más cerca”.

De este modo, ha considerado que el 2013 “no va a ser muy diferente” al pasado año, porque, a su juicio, hay “pocas condiciones” para que se produzca un incremento de la economía balear.

Respecto a las previsiones para Semana Santa, el presidente de la CAEB ha señalado que el hecho de que venga “muy adelantada” puede provocar un bache “muy grande” hasta el verano, aunque ha añadido que esto suele ocurrir con el mercado nacional, “que ya ha bajado de forma importante”.

Oliver ha explicado que, tras un invierno “que no ha sido para tirar cohetes”, existen perspectivas de que vendrá una temporada turística buena, aunque se ha mostrado preocupado porque la mayor producción que pudiera derivar del verano “quede absorbida por el aumento de costes y los impuestos”.

Pese a que ha mostrado su “respeto” a las previsiones del Ejecutivo autonómico, Oliver ha censurado que parte del crecimiento económico del archipiélago “se nos va a ir en impuestos”, de manera que ha reprobado que las nuevas tasas que se aplicarán únicamente en las islas, como las que afectan a los ‘rent a car’, a los envases y a las grandes superficies suponen un “ataque directo e indirecto”.

Así, ha recordado que en diversas ocasiones, ya ha expresado que los empresarios “nunca estarán conformes” con un impuesto que sólo se implante en su Comunidad Autónoma y ha afirmado que, a pesar de que entiende la necesidad de recaudación, no comprende que se asocie a “gravámenes que bien tendrán que absorber las empresas o el público, lo que afectará a la competitividad”, ha reprobado.

Pese a que ha reconocido que no puede calibrar lo que pasaría sin estas tasas, el presidente de la CAEB ha destacado el “impacto psicológico” que suponen, porque las subidas muy importantes “desincentivan”, de manera que empresarios que podrían vislumbrar ampliar su negocio, no lo hacen.

En ese sentido, ha recalcado que la economía sólo crece “si las empresas se mueven y crecen” y ha afirmado además que “ni el Govern sabrá lo que va a recaudar hasta que haya pasado el primer periodo”.

Respecto a los créditos y los depósitos bancarios, Oliver ha apuntado que “se están moviendo al mismo nivel” y ha asegurado que a pesar de que los bancos han sido “muy restrictivos” con los créditos a las empresas, ha destacado que en el panorama financiero balear la situación en este aspecto “va a cambiar”, tal y como anunció el director de Sa Nostra, que dijo que “estaba abierto a invertir en proyectos razonables”.

En opinión del presidente de la Confederación de empresarios, lo necesario no es solo que haya créditos, sino que sean “a un precio razonable que permita el desarrollo de las empresas”.

En relación a la buena temporada turística y al hecho de que no haya tenido traducción en el desempleo, Oliver ha considerado que esta afirmación es “falsa”, puesto que a su parecer gracias a esta temporada no se ha llegado a los 100.000 parados, “ya que si la temporada no hubiera sido aceptable, los números serían peores”, ha sentenciado.

Y sobre la reforma laboral, ha señalado que al disminuir la Administración, han aumentado las listas del paro, pero “afortunadamente” en el sector privado, “la reforma ha permitido en algunos casos conservar las empresas que de otra manera hubieran desaparecido”.

Oliver ha estimado que el PIB de Baleares en el ejercicio de 2012 fue de -0,6, frente a la contracción del crecimiento a nivel estatal que se situó en el -1,5%. Y por islas, Ibiza y Formentera presentaron el mejor resultado en positivo, con un crecimiento del 0,9%, mientras que la tasa de actividad de Mallorca y Menorca continuó en negativo, con un -0,8 y un -1,1%, respectivamente.

Por sectores, en 2012 tanto el primario como la industria continuaron con su tendencia a la baja, con un -1,6% y un -2,2% respectivamente, mientras que la construcción cayó hasta el -5,9% y solo subió el sector servicios, un 0,1%, aunque el presidente de la CAEB ha señalado que se debe tener en cuenta que este último engloba desde el turismo hasta los servicios financieros, por lo que “el conjunto puede no ser consonante con algunos componentes del sector”.

Respecto a los indicadores de consumo, Oliver ha lamentado que la matriculación de vehículos, que subió en 2011, bajara un 14,7% en 2012, aunque la demanda de consumo eléctrico de Red Eléctrica, que descendió durante el ejercicio anterior, aumentó un 1,7% en Baleares durante el último año.

En ese sentido, Oliver ha señalado que el crecimiento del consumo en Ibiza y Formentera, así como el turismo, “que fue mayor que el del año pasado”, provocaron el aumento de este consumo.

No obstante, la producción eléctrica disminuyó un 8,2% en Baleares, una bajada que el presidente de la Confederación de empresarios ha achacado a “la influencia del cable y del carbón que funcionaron más”, de forma que el consumo del archipiélago no se produjo en la comunidad.

Los afiliados a la Seguridad Social disminuyeron en todos los sectores, en concreto, un -3,1 en el sector primario, un -4,7 en Industria, un -12,7 en construcción y un -1% en servicios. De esta forma, el número de afiliados descendió un 2,3% en relación al año anterior, “una cifra bastante mejor que la del resto del país” (-3,4%), ha apuntado Oliver.

Esta bajada afecta a todos los regímenes menos al especial, que según ha explicado el presidente de la CAEB suele ser el del hogar, que subió un 3,4%.

Oliver ha detallado que mientras las mercancías por vía marítima aumentaron un 2,5%, las de la vía aérea descendieron un 12,5% y el tráfico aéreo de pasajeros se redujo hasta el -0,7%. Del total, los pasajeros nacionales cayeron un 7,7 frente al aumento del 3% de los internacionales.

“El Costa Concordia tocó de una forma muy sensible”, ha manifestado el presidente de la CAEB en relación al descenso del 19% en los curceristas que llegaron a Baleares, tras dos incrementos “muy importantes” en 2011 y 2012, aunque ha añadido que no fue el único motivo y que se prevé una recuperación en 2013.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.