Detenidos en Santanyí 12 jóvenes que formaban dos bandas organizadas que robaban en casas

La Guardia Civil de la localidad ibicenca de Santanyí ha detenido a 12 jóvenes, entre ellos, dos menores de 15 y 17 años, como presuntos autores de 30 delitos de robo en domicilios y receptación, la mayoría de ellos ubicados en el citado municipio.

En un comunicado, la Benemérita ha informado de que en estos últimos meses, se venía investigando por la Guardia Civil, bajo el Plan Contra el Robo en Viviendas, la comisión de varios robos en domicilios de la zona de la localidad de Campos.

Así, ha revelado que el pasado miércoles aparecieron ocultos en una finca junto a unos matorrales y bajo una manta ocho armas (cuatro pistolas y cuatro armas largas).

Concretamente, el hallazgo lo realizó un guarda de campo y lo comunicó a la Guardia Civil de Santanyí, que comprobó que las armas habían sido sustraídas en un domicilio de la localidad de Ses Salines el 1 de febrero de 2012.

Además, la Guardia Civil ha desvelado que el mismo día del hallazgo se detuvo a los presuntos autores del robo, que eran cuatro personas, entre ellos, un menor de 17 años.

Posteriormente, tras la investigación desarrollada, se detuvo a 9 personas más, entre ellos un menor de 15 años. Cinco de ellos fueron arrestados como presuntos autores de delitos de robos y tres como presuntos autores de delito de receptación.

La Benemérita ha indicado que los detenidos, con edades comprendidas entre 19 y 23 años, se organizaban en dos bandas diferentes y se les imputa la comisión de 30 robos, la mayoría en interior de domicilios y algunos de ellos en vehículos y establecimiento público.

Tras estas detenciones, la Guardia Civil ha destacado que se han desarticulado dos grupos “muy activos” que habían creado “gran preocupación” entre los vecinos de la localidad, debido a los robos ocurridos.

Finalmente, ha informado de que se han incautado ocho armas, siete de ellas simuladas y una escopeta de caza en perfecto estado de uso, así como diversos aparatos electrónicos entre ellos televisores y video juegos, valorados en unos 26.000 euros.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.