La concejal de Deportes de Madrid confirma que Urdangarin cobró sin trabajar

La concejal de Deportes del Ayuntamiento de Madrid, Patricia Lázaro, manifestó, durante la declaración que prestó como testigo en el marco de una nueva línea de investigación del caso Nóos, que no vio que Iñaki Urdangarin, “hiciera labores de lobby para la candidatura” de Madrid 2016, a pesar de que la fundación que impulsó como supuesta prolongación de Nóos acabó cobrando de la Fundación Madrid 16 un total de 144.000 euros por trabajos de los que no hay constancia alguna.

“No vi aparecer al señor Urdangarin”, espetó la testigo en su comparecencia en Madrid ante el fiscal Pedro Horrach, a cuya transcripción ha tenido acceso Europa Press. El juez instructor del caso, José Castro, ha levantado el secreto que pesaba sobre estas pesquisas, centradas en los pagos que percibió la sucesora de Nóos, constituida en diciembre de 2006, cuando habían pasado ocho meses de la teórica desvinculación de Urdangarin de sus negocios después de que así se lo ordenase el Rey Don Juan Carlos.

Tal y como explicó Lázaro, durante la época en que se firmó un convenio marco -el 7 de octubre de 2007- entre Miguel de la Villa en representación de Madrid 16 y Diego Torres en nombre de la Fundación Deporte, Cultura e Integración Social (FDCIS) para impulsar actividades relacionadas con la candidatura, ella formaba parte del patronato de la sociedad pública madrileña y aseveró no constarle que se informase de pago alguno al patronato.

En esta misma línea, al ser preguntada por un escrito de cuatro folios con el título ‘Memoria’ anotado a mano y fechado el 2 de diciembre de 2011, y con la exconsejera delegada de Madrid 16 como supuesta autora del mismo, la concejal aseveró que en la fecha del informe “la señora Coghen ya no estaba vinculada ni a la Fundación Madrid 16 ni a la sociedad anónima del mismo nombre”.

De hecho, apuntó que, en su opinión, la memoria fue elaborada “cuando salió en prensa la vinculación de Madrid 16 con la FDCIS”. De hecho, la Fiscalía considera la realización de este informe un “burdo” intento de justificar la “donación” de 144.000 euros que, en un total de 18 entregas, fue realizada entre 2007 y 2009 en favor de la FDCIS.

Todo ello sin que el documento estuviese firmado en un intento de “justificar ‘a posteriori’ las entregas de dinero que, en su momento, se realizaron desde la Fundación Madrid 16 a la FDCIS”, a la que la acusación considera “una prolongación del Instituto Nóos”. Para ello el documento fue fechado en diciembre de 2011, 25 días después de los registros que dieron lugar al estallido del caso Nóos.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.