La Paca se niega a declarar

Francisca Cortés ‘La Paca’, matriarca del principal clan de narcotraficantes del poblado palmesano de Son Banya, se ha acogido este martes a su derecho a no declarar en el macrojuicio que la Audiencia Provincial celebra contra el narcotráfico en Baleares y en el que 55 acusados se enfrentan a una petición total de 690 años de prisión y 29,4 millones de euros de multa.

En cualquier caso, la Fiscalía le hubiera preguntado a la matriarca -que se enfrenta a 19 años y medio de prisión y a una multa de 900.000 euros por un delito contra la salud pública y dos de receptación-, si se ha dedicado a la distribución de estupefacientes junto con algunos de sus familiares, si tenía acceso a esas sustancias y si era la encargada de organizar y dar instrucciones al resto de implicados.

Además, la hubiera interrogado respecto a su entrevista con Jesús Velázquez, alías ‘El Chupi’, y la esposa de éste, Lourdes Guerrero, que fueron interceptados junto a José Manuel Ramos por la Guardia Civil el 30 de junio de 2008, cuando Velázquez portaba 4.850 euros y 60 euros en la cartera y Guerrero 7.060 euros, unas cantidades que según la Fiscalía eran producto de la venta de estupefacientes.

Por su parte, Ramos fue detenido con un doble fondo en el chasis sobre el tubo de escape con 2.012,60 gramos de cocaína con un valor en el mercado de 209.097,91 euros.

Tras intervenir conversaciones entre uno de los hijos de ‘La Paca’, Francisco Tomás ‘El Ico’, y ‘El Chupi’, en las que este último decía “es espectacular, hace años que no veía nada igual” o en las que ‘El Ico’ le solicitaba “un chico de ida y vuelta para enseñarle algo a mi mamá”, el Ministerio Fiscal considera que los destinatarios de la droga eran los miembros del clan de ‘La Paca’.

En ese sentido, el Fiscal ha apuntado que la hija de la ‘La Paca’ Manuela Cortés ‘La Guapi’ se interesó por la detención de ‘El Chupi’, por si tenía abogado y por la cantidad de droga que le habían incautado, supuestamente, a petición de su madre.

Por último, la Fiscalía hubiera preguntado a la matriarca por los 300.000 euros en metálico encontrados en su domicilio durante las entradas y registros de la investigación del caso Kabul, así como sobre el punto de venta situado enfrente de su casa y por el hecho de que Vivien Aidenal, que vendía cocaína, heroína y resina de cannabis en ese domicilio, acusara a ‘La Paca’ y a ‘La Guapi’ de proveerle de las sustancias para que las vendiera a cambio de una remuneración.

La Sala de la Audiencia Provincial, encargada del juicio del denominado caso Kabul, admitió a petición de la defensa de ‘La Paca’ y Diego Cortés el aplazamiento de sus declaraciones al 12 de febrero, teniendo en cuenta que el letrado tenía otra causa el jueves 7, día en el que iban a ser interrogados.

Cabe recordar que este juicio arrancó el pasado 14 de enero con la fase de cuestiones previas, en la que las defensas solicitaron la nulidad del auto inicial del proceso, al alegar su “absoluta falta de motivación” así como la vulneración del derecho fundamental al secreto en las comunicaciones.

Frente a ello, la Fiscalía manifestó que las pesquisas que dieron pie a la apertura de este procedimiento no se sustentaron “en el vacío” y que ya entonces había sentencias que ponían de manifiesto que los actuales acusados “habían estado vinculados mucho tiempo a la venta de estupefacientes”.

En concreto, los procesados, que comenzaron a declarar el miércoles 6, se sientan en el banquillo por presuntamente introducir en Mallorca e Ibiza ingentes cantidades de cocaína, heroína y cannabis para su distribución a diferentes organizaciones.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.