Orson West se estrena en Palma

La opera prima de Fran Ruvira, Orson West, llega al Cine-Ciutat de Palma el 15 de febrero, después de la excelente acogida que tuvo en el Festival Internacional de Cinema D’Autor de Barcelona y su estreno Madrid, Barcelona, Alicante…

Orson West narra la historia de un equipo de cine que llega a un pueblo fronterizo entre Alicante y Murcia para rodar un western de bajo presupuesto. Éste hecho alterará la rutina de los habitantes de la zona, especialmente en el caso de un grupo de niños. Pero esta no es la primera vez que el cine llega a estas tierras: cincuenta años antes, Orson Welles quiso rodar otro western en el mismo lugar.

Con un cásting encabezado por Sonia Almarcha y con la aparición especial de Montserrat Carulla, el director Fran Ruvira firma su primer largometraje con un ejercicio metacinematográfico que rastrea el fantasma de este western jamás realizado en la zona del Carche. Mezclando elementos de ficción y de documental, la película adentra al espectador en una reflexión sobre el paisaje que a modo de esbozo o de relato apuntado sugiere fronteras geográficas, lingüísticas y cinematográficas.

La película ha sido galardonada con el premio Opera Prima que destaca el mejor director de cine novel del año y otorga el Colegio de Directores y Directoras de Cine de Cataluña. También ha estado nominada a los V Premis Gaudí de la “Academia de Cinema Català” por la banda sonora de Marc Vaillo.

El Carche, una tierra descubierta por un mallorquín

La película de Welles no se llegó a rodar nunca, pero Ruvira aprovecha el recuerdo de aquella visita para presentarnos el paisaje, el habla, las tradiciones… de los habitantes de esta tierra, convirtiendo así el proyecto, además, en una película etnográfica de primer orden sobre el Carche.

Fue el filólogo Manuel Sanchis Guarner quién empezó a investigar la existencia de estos catalanohablantes cómo si se tratara de una tribu perdida. Sanchis escribió en 1973 que «la primera noticia sobre el Carche lo obtuve del señor Antonio Gacías, inteligente aficionado mallorquín a la lingüística que vivía en Murcia», el cual en 1949 escribió a Francesc de Borja Moll para comunicarle que en el término de Jumilla (territorio murciano de habla castellana) había gente que hablaba en catalán.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.