El Consell de Mallorca paraliza la importación de residuos de Sabadell

La consellera de Medio Ambiente del Consell de Mallorca, Catalina Soler, ha anunciado la paralización temporal de la importación de residuos desde la localidad catalana de Sabadell para ser incinerados en Son Reus, porque “no le sale las cuentas” a la institución insular, “tanto por los costes de la insularidad, como porque ha bajado la prima de las energías renovables”.

En los pasillos del Consell de Mallorca, después de que la institución insular haya aprobado la modificación del contrato con Tirme, Soler ha recordado que se ha decidido hacer “un kit kat”, con el fin de “hacer números”.

En este sentido, ha recordado que la importación de residuos desde Sabadell deberían reportar al Consell unos ingresos extraordinarios de 7 millones de euros, razón por la cual ha señalado que se ha decididio paralizar este proceso hasta que se resuelva la modificación del contrato, dado que, según ha insistido, las cuentas “no están saliendo”.

“No está funcionando, porque hay menos ingresos, por lo que se para todo para hacer números”, ha manifestado, al tiempo que ha criticado que en la pasada legislatura, la Conselleria Insular de Presidencia destinó 3.900 euros para que la entonces consellera insular de Medio Ambiente Marilena Tugores hiciera un viaje a la ciudad colombiana de Barranquilla para firmar un convenio, con el fin de enseñar cómo montar una línea de incineración.

Por su parte, la consellera insular del PSIB Mercedes Garrido ha mostrado su “satisfacción” por la paralización de la importación de residuos, si bien ha considerado que las razones esgruimidas por Soler son “excusas de mal pagador”, ya que, a su juicio, la consellera “no ha explicado realmente” cuáles son los motivos por los cuales se ha tomado esta decisión.

En esta línea, Garrido ha subrayado que hasta que el Consell de Mallorca no modificara el contrato con Tirme, no se podría haber autorizado la importación de residuos a Mallorca.

Por ello, ha recordado que el PSIB presentó un recurso de reposición ante el Consell de Mallorca contra la importación de residuos, razón por la cual, en su opinión, esta institución ha decidido suspender este proceso, aunque “ahora lo quieren vestir de otra manera”. Este recurso, según ha explicado la consellera socialista, pedía la nulidad del acuerdo de autorización de conformidad del Consell, que permitió la importación de residuos.

40.000 TONELADAS DE COMBUSTIBLE SÓLIDO RECUPERADO

Cabe recordar que la empresa Tirme esperaba transportar anualmente a la incineradora de Son Reus 40.000 toneladas de Combustible Sólido Recuperado (CSR) desde Sabadell, después de que el pasado 11 de enero llegara al Puerto de Palma el primer ferry con una remesa de 140 toneladas en seis camiones.

Tirme reveló que esta operación, aproximadamente, prevé una producción de energía eléctrica de 34,35 GWh, equivalente al consumo de 6.870 hogares, suponiendo un incremento de un 7,45% de las energías renovables generadas en Baleares.

Además, añadió que también significará un ahorro de combustible primario de 12.000 toneladas equivalentes de petróleo, con un ahorro de más de 5 millones de euros para el sistema energético.

Al mismo tiempo, resaltó que evitará la emisión de 44.300 toneladas de CO2 y la reducción de más del 70% de las emisiones de dióxido de azufre, óxidos de nitrógeno y partículas para esa misma producción eléctrica.

Finalmente, Tirme recordó que todo el beneficio económico que genere la operación, estimado en 1,7 millones de euros, “se repercutirá de manera íntegra en la tarifa de tratamiento de residuos que abonan todos los mallorquines”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.