La IATA permitirá la venta de billetes aéreos a Orizonia hasta el lunes

Orizonia podrá seguir vendiendo billetes aéreos de su aerolínea Orbest al menos hasta el lunes, después de que la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) haya accedido a ampliar el plazo para hacer frente al pago del BSP –banco que paga los billetes de avión–, señalaron a Europa Press en fuentes del grupo.

El grupo turístico debía hacer frente este viernes al pago de 15 millones de euros al BSP para poder seguir operando para evitar la retirada de la licencia que le permite vender billetes.

Orizonia confía en poder operar los vuelos de su aerolínea Orbest “con relativa normalidad” este viernes y mañana, pese a la “difícil situación” en la que se encuentra la compañía, cuya consigna es que las oficinas y puntos de venta de Vibo Viajes permanezcan también abiertas este sábado.

La compañía, que se encuentra en proceso de integración con Globalia, ha presentado este viernes en los Juzgados de Palma de Mallorca, donde tiene su sede, la solicitud del artículo 5 bis, que le permite evitar el concurso de acreedores durante cuatro meses mientras negocia con acreedores e inversores para “permitir la continuidad de la compañía”.

Orizonia justificó la medida adoptada para “la continuidad de la compañía”, tras la decisión de la Comisión Nacional de Competencia (CNC) de analizar con mayor profundidad la operación ante “posibles obstáculos”, lo que podría llevar dos meses, demasiado tiempo ante la situación financiera que atraviesa.

EN PRECONCURSO

Asimismo, señaló que la solicitud de preconcurso responde al “no reconocimiento por parte de Globalia de sus compromisos tras la dilación en la autorización de la Comisión Nacional de Competencia (CNC) a la operación”.

Según dichos compromisos, Orizonia daba por hecho que Globalia se acogería a un levantamiento, una fórmula consistente en adelantar la autorización a la operación, aunque las condiciones de la misma se detallen más adelante.

De su lado, Globalia ha asegurado que “no ha retirado” su oferta para la compra del grupo turístico Orizonia y que ha cumplido “estrictamente con todos los compromisos que asumió en diciembre” cuando se anunció la operación, incluida la inyección de 20 millones de euros.

Fuentes del grupo que preside Juan José Hidalgo insisten, por su parte, en que se planteó a Competencia que “en estas condiciones” no podían seguir “invirtiendo dinero a fondo perdido”, pese al interés por la compra.

“Lo último que Globalia va a hacer es poner en riesgo su propia supervivencia”, apuntaron, máxime cuando entre sus propietarios se encuentran los fondos Carlyle Group y The Vista Capital, que “podrían mantener viva la empresa” hasta la autorización de Competencia.

La deuda de Orizonia con los bancos asciende a 640 millones de euros, pero los acreedores financieros aceptaron una quita del 90% condicionado a la venta del grupo

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.